• AT&T reportó ingresos netos por 4 mil 600 mdd, 11 por ciento más que el año previo

  • Sin embargo, divisiones clave como WarnerMedia tuvieron un decrecimiento en sus ingresos

  • La compañía reconoce que el efecto de la crisis aún es impredecible

Desde hace décadas ubicamos a AT&T como uno de los gigantes de las telecomunicaciones, pero en los últimos años también se ha posicionado en estas esferas pero dentro de la industria del entretenimiento gracias a la adquisición de Time Warner, ahora WarnerMedia.

Sin embargo, la expansión ha costado más que sólo la inversión, algo que se resiente más en tiempos difíciles como los actuales. Esto sale a colación debido a que la compañía con sede en Dallas, Texas dio a conocer los resultados financieros del primer trimestre del año, números con claroscuros que van desde un aumento en el beneficio neto, pero con pérdidas en algunas de sus principales divisiones.

Los números del reporte

AT&T indica en su reporte que han resentido el impacto de la crisis provocada por el coronavirus COIV-19 y los cambios sociales derivados de ello, aunque acota que aún es difícil determinar hasta cuando o cuánto más será el efecto económico.

En su reporte se destaca que los ingresos consolidados entre enero y marzo de 2020 alcanzaron los 42 mil 800 millones de dólares, ligeramente por debajo de las estimaciones que eran de 44 mil 800 millones. En tanto, los gastos operativos fueron por 35 mil 600 millones, en este caso mejorando lo anticipado, pues se esperaba que ascendieran a 37 mil 600 millones.

Derivado de ello, AT&T destaca que sus ingresos netos ascendieron a 4 mil 600 millones, mejorando ligeramente las expectativas cifradas en 4 mil 100 millones, además representa un crecimiento del 11,8 por ciento respecto al mismo periodo pero de año pasado.

Algunos puntos calve

Los números no lucen nada mal, sin embargo no ha convenido a los inversionistas pues sus acciones pierden alrededor de 1,47 por ciento en el índice NYSE de la bolsa de valores de Nueva York, tras darse a conocer los resultados.

Esto se debe a algunos de los datos que AT&T detalla en su reporte publicado. Entre ello se destaca un golpe de 433 millones dólares a sus ganancias trimestrales antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización.

Un dato más interesante es el relacionado con menores ventas de publicidad afectadas por la suspensión o postergación de eventos como March Madness, así como menores ventas de equipos inalámbricos impacto, todo en conjunto representó un impacto a sus ingresos de aproximadamente 600 millones.

Aunado a ello, si bien ganó 163 mil nuevos suscriptores de sus servicios de telecomunicaciones, superando las expectativas de los analistas y pese al estado actual del sector retail, esto perdió brillo considerando que perdió 897 mil suscriptores de TV premium (incluyendo DirecTV).

También tiene que subrayarse el efecto WarnerMedia, pues sus ingresos ascendieron a 7 mil 400 millones de dólares, por debajo a lo que representó entre enero y marzo de 2019, cundo reportó 8 mil 400 millones.

Un reto para el futuro

Además de lo que subraya AT&T en su reporte respecto a lo impredecible que es el impacto económico y social por el coronavirus, la situación para ellos será complicada pues están por lanzar a HBO Max, que requerirá de mucho marketing para que logre despuntar y representar una pieza valiosa en su estrategia de negocio, y no convertirse en un peso que represente más gastos que ingresos.

Del mismo modo que Dinsey+ es un remo para Disney en medio de esta crisis, los dueños de WarnerMedia deben pensar que su servicio de streaming puede convertirse en un bite que atraiga y conecte no sólo con las audiencias, sino con esa enorme cantidad de potenciales clientes a los que puede llegar.

Esto será clave en tiempos en los que las industrias cinematográfica, televisiva, medios y telecomunicaciones están siendo muy afectadas, algunas incluso completamente detenidas.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299