• AT&T no ha dicho en cuántos productos, descripciones y servicios va a tener que remover esta mención

  • Las investigaciones por publicidad engañosa surgieron a raíz de una demanda de su rival telecom T-Mobile

  • Hasta ahora, aunque en varios mercados se ofrecen verdaderas conexiones 5G, son pocos los teléfonos que pueden usarlas

El arte de la publicidad es bastante delicado hoy en día. Por un lado, el objetivo de este tipo de mensajes es convencer a la audiencia que la oferta de la compañía es mucho mejor que lo que ofrecen otros competidores. Por otro, los mensajes más temerarios y extravagantes podrían ser vistos como engañosos o falsos por algunas autoridades, algo que a su vez llevaría a una serie de penalizaciones. En este sentido, se tiene que navegar siempre por una línea delgada.

Y en ocasiones, incluso las más grandes marcas de la industria pisan fuera de esta línea. Al menos eso fue lo que parece haber hecho AT&T. De acuerdo con AP, la compañía tendrá que dejar de usar un branding que la telecom lleva usando en su publicidad desde el 2018. Esto, porque el Better Business Bureau consideró que se trata de un lenguaje engañoso que podría llevar a malentendidos entre su público. Se trata específicamente de su servicio 5G Evolution.

Frecuentemente abreviado como 5G E, este servicio de la telecom es una versión del 4G con ligeras modificaciones. De acuerdo con la publicidad de AT&T, se trata del “paso intermedio” antes de llegar a los protocolos de quinta generación. Sin embargo, las autoridades declararon que se trata de un branding engañoso que podría hacer creer a los usuarios que realmente han comprado una red 5G. Aunque la marca no está de acuerdo, dice que acatará este consejo.

La delgada línea de la publicidad engañosa

No es la primera vez que las autoridades señalan a una marca por este tipo de mensajes y branding. En febrero algunos clientes calificaron el nuevo modelo de Ferrari de publicidad engañosa por el uso de un logotipo. También un niño youtuber casi recibe una demanda el año pasado por no revelar adecuadamente la naturaleza comercial de muchos videos. Incluso para el estreno de Frozen 2, Disney se metió en un escándalo por una campaña con influencers.


Notas relacionadas


Vale la pena analizar el caso de AT&T. El término de publicidad engañosa puede ser tan general o específico como se quiera interpretar. Y en el sentido estricto, el branding de la marca jamás llegó a asegurar que esta oferta de servicios era 5G. Los materiales oficiales, así como toda la información específica para los consumidores, ponía sus capacidades y distinciones. También se puede decir que el solo cambio entre 5G y 5G E es suficiente para que haya una diferencia.

Pero el problema es que no todos los consumidores tienen un cuidado tan exhaustivo de los productos y servicios que consumen. ¿Es un problema directamente de las marcas que se dedican a hacer publicidad? No necesariamente. Pero también es una postura abusiva tratar de hacerse de la vista gorda y lavarse las manos culpando a los usuarios. Todas las marcas deben de hacer lo posible para informar lo mejor posible a su audiencia sobre sus ofertas.

La responsabilidad de las marcas

No solo en publicidad se ha reclamado a las compañías por no asumir un rol adecuado en la relación con sus clientes. Por ejemplo, la responsabilidad social es un elemento que todas las empresas de la industria deberían abordar, en especial considerando que es un elemento que exige el público. También se debe tener mucho cuidado en cómo se ejecutan las estrategias de marketing. A eso se le debe sumar la obligación de adecuarse a las nuevas regulaciones.

Pero sin lugar a duda la publicidad engañosa genera un poco más de escándalo. Como lo menciona Business Insider, hay decenas de ejemplos en el mercado de marcas que tuvieron que pagar millones por este tipo de escándalos. Según SmallBiz Ahead, hay varios riesgos del tipo legal inherentes en estas actividades poco sinceras. Y Campaign comenta que este tipo de actitud de parte de las compañías parece haberse multiplicado con la llegada de las redes.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299