El atentado en Nueva York, el conductor de Uber y los latinoamericanos muertos

El atropello en Manhattan dejó al menos ocho muertos, de los cuales cinco eran argentinos. El atacante, un conductor de Uber. La compañía se declaró “horrorizada”.

Captura de video.
Captura de video.

Lo que debía ser un viaje de reencuentro terminó en una horrible pesadilla. Justo en el día de Halloween. De los ocho muertos que dejó el ataque terrorista en Manhattan, Nueva York, se confirmó que al menos cinco eran argentinos que habían viajado a Estados Unidos siendo parte de un grupo de amigos del secundario que se reencontraron 30 años después.

De acuerdo con lo que dio a conocer oficialmente la Policía local, el atacante manejó una camioneta a lo largo de 2.000 metros atropellando a los transeúntes y ciclistas que había en esa en la zona del sur de Manhattan, hasta que chocó con un colectivo escolar.

Hay otro argentino internado –fuera de peligro– y otros tres, ilesos, pero en estado de shock. El autor del ataque está vivo y hospitalizado. El atropello masivo dejó en total 15 lesionados.

El Consulado General de Argentina en Nueva York emitió un comunicado en el que, además de expresar sus condolencias y acompañamiento a las familias de las víctimas, expuso que está “trabajando en permanente contacto con las autoridades policiales y el centro hospitalario que recibió a los afectados, así como con los familiares en Argentina”.

Según la prensa argentina, el grupo de argentinos estaba compuesto por ocho ex estudiantes del Instituto Politécnico de la ciudad de Rosario que habían viajado a Nueva York para visitar a otro, quien formaba parte de la promoción 1987 y que ahora reside en Estados Unidos. Hace años que tenían programado este viaje.

“El ministro de Relaciones Exteriores de Bélgica también dijo que un ciudadano de ese país estaba entre los muertos”, amplió este miércoles Reuters.

¿Quién es el autor?

El autor del atentado se llama Sayfullo Habibullaevic Saipov, es nacido en Uzbekistán y tiene 29 años. Llegó a los Estados Unidos en 2010, cuando tenía 22 años; tiene residencia legal y trabajaba como conductor de Uber, publicó El País.

Uber, en tanto, confirmó que se trata de un conductor de la empresa y en un comunicado se declaró “horrorizada” por lo ocurrido. Saipov pasó la revisión que hace la empresa de los antecedentes de sus conductores. En su expediente policial en estos siete años en Estados Unidos constan apenas dos infracciones de tráfico. Testigos dicen que durante el ataque gritó “¡Alá es grande!”.


loading...