Atentado en Carolina del Sur. Las campañas y posturas políticas que alimentan la violencia

El atentado registrado en Carolina del Sur llevó no sólo a registrarse una tendencia con más de 34 mil tweets en redes sociales, también nos recuerda el momento que se vive en Estados Unidos, donde no ha dejado de invertirse en cultura armamentista.

Como parte de esta cultura depende un mercado de armas y estrategias de mercadotecnia que han encontrado una oportunidad de relacionamiento con consumidores dentro del mercado, que ve positivamente el uso de las armas como instrumento de defensa.

Frente a este escenario donde las armas no son ajenas para la inmensa mayoría de los 324.33 millones de estadounidenses que el IMF estima este 2016, políticos las han utilizado como estrategia creativa dentro de sus campañas publicitarias en medio del periodo electoral que se está viviendo en Estados Unidos.

La primera de ellas ocurrió con el candidato republicano a gobernador de Misuri, Eric Greitens, quien disparó un fusil de asalto para detonar una bomba cuando era aspirante a la candidatura. Tras esta estrategia publicitaria, una nueva ejecución tomó protagonismo en su campaña cuando apareció sentado y disparaba una metralleta mientras se enlistaban sus promesas de campaña.

La estrategia funcionó y logró la nominación como candidato a gobernador de Misuri, por lo que esta estrategia creativa también fue aprovechada por el candidato demócrata a senador por este mismo estado Jason Kander, quien utilizó la estrategia para promover su candidatura y la verificación de antecedentes para la compra de armas de fuego mientras armaba un fusil con los ojos vendados.

que las armas forman parte del debate en el que la violencia policial en contra de ciudadanos afroamericanos, por ejemplo, hace que los consumidores tomen partido ideológico con candidatos como Donald Trump, quien en su debate ante la demócrata Hillary Clinton reiteró su apoyo por la actuación policial y el incremento de elementos dentro de esta corporación.

En este sentido también es importante ver la repercusión de la política en un mercado en el que la promoción de una regulación de armas tal como la ha impulsado el presidente Barack Obama, sólo ha motivado mayor compra de armamento ante la especulación en el mercado de la imposición de regulación.

Será importante observar que el mercado sigue tomando partido de movimientos duales, donde el consumo o su restricción siguen imperando como si se tratara de una segmentación con resultados negativos como el tirotero ocurrido en la escuela Townville en Carolina del Sur y que generó 3 millones 302 mil 567 impresiones en Twitter.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299