• El SAT informó que sufrió un intento de hackeo en contra de sus sistemas informáticos

  • Desde hace algunas semanas diversas organismos del gobierno mexicano han sufrido ataques cibernéticos

  • El Brand Safety es fundamental para el valor de las marcas, incluso las políticas

Durante las últimas dos semanas se han dado reportes de ataques cibernéticos a diferentes entidades del gobierno federal de México, el más reciente es en contra del Sistema de Administración Tributaria (SAT).

La mañana del jueves el órgano fiscal mexicano informó que durante la tarde-noche del miércoles sus sistemas informáticos tuvieron un intento de hackeo, por lo que el sitio web funcionó de manera intermitente un día antes.

Una reacción oportuna

Sin embargo, el SAT fue claro al señalar que la información de los contribuyentes nunca estuvo expuesta y que el servicio de sus plataformas digitales ya operan con normalidad.

“Durante un tiempo de aproximadamente 3 horas (de las 17:40 horas a las 20:40 horas), los sistemas informáticos fueron sujetos de presiones externas. Lo que significó un funcionamiento intermitente en el sitio web”, indicó en un mensaje publicado a través de sus redes sociales.

El SAT enfatizó que fueron activados los sistemas de alerta y protección de la información tributaria de manera inmediata, por lo que garantizan que ninguna información sensible estuvo en riesgo.

“Debido a los sistemas tecnológicos de vanguardia con los que cuenta el SAT, la información de los contribuyentes nunca estuvo expuesta y se encuentra debidamente resguardada y protegida”, puntualizó.

Te puede interesar:

Un ataque en contra de la imagen del gobierno

Las marcas -de todo tipo- voltean cada vez más hacia el mundo digital, incluso en tiempos complicados como los que enfrentamos desde hace algunos meses, lo que por lo que hay más factores en cuentan en el valor de ellas; el Brand Safety, es uno de estos.

Al respecto, vale la pena recordar lo que Lydia Polgreen, editora en Huffpost dijo sobre la importancia de procurar las marca. Al dar una conferencia sobre Empathy, compassion and creative storytelling: why taking a stand matters en Cannes Lions 2019, la especialista afirmó que: “El tiempo ha llegado para pensar sobre la seguridad de las marcas y tomar riendas del desafío que enfrentan las marcas de tener valor”.

Y las marcas políticas también son susceptibles a esto. En las últimas semanas un grupo de hackers advirtió al gobierno mexicano que vulneraría sus sistemas informáticos si no se toman acciones en contra de la censura y a favor de la transparencia institucional.

En consecuencia, se han desarrollado diversos ataques cibernéticos a distintas entidades gubernamentales; la primera de ellas fue la página del Consejo Nacional Para Prevenir la Discriminación (Conapred), luego la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) y, hace unos días el blanco fue el Banco de México (Banxico), todos atribuidos al grupo de ciberactivistas Anonymous México.

Tanto el ataque contra el Banxico como contra el SAT fueron identificados y contrarrestados a tiempo, de acuerdo con ambas instituciones, de hecho, el ataque contra le órgano fiscal no ha sido reconocido o atribuido a ningún grupo. No obstante, la escalada de ataques tienen un impacto negativo en la imagen del gobierno debido a la vulnerabilidad que se proyecta ante el consumidor.

Esto es lo que se tiene que trabajar desde el nivel institucional, tanto con recursos tecnológicos como a nivel comunicación. Sólo de esa forma se le proyectará una mayor confianza a la población.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299