Internacional.- El bloqueo comercial del gobierno de Estados Unidos en contra de Huawei parece que no acaba aún. Si el gobierno estadounidense de Trump ha impuesto sanciones, lo cierto es que la firma china tiene toda una estrategia de mercadotecnia para contrarrestar el efecto. La última apuesta fue lanzar un video publicado en sus redes sociales y Youtube titulado “We Don´t Need Another Berlin Wall” (“No Necesitamos otro Muro de Berlín”).

Pero, aparte de todas las campañas que la firma tecnológica china ha lanzado para contrarrestar los efectos del veto de Trump, muy pronto va a vivir su primera prueba de fuego ya que Huawei ha confirmado que lanzará el Mate 30, su primer producto tras el veto de Estados Unidos, el próximo 19 de septiembre.

El evento se celebrará en Alemania

El evento está previsto que se celebre en Múnich (Alemania) y durante el mismo, Huawei desvelará su nuevo buque insignia y dará a conocer cómo su estrategia comercial acerca de su dependencia del sistema operativo Android.

La gran duda, por lo tanto, de los futuros Huawei Mate 30 y Mate o, no está realmente en sus especificaciones sino en el sistema operativo que utilizarán. Los últimos rumores apuntan a que podría llegar sin aplicaciones y servicios de Google.

Huawei ya ha apuntado que el dispositivo llegará con EMUI10, una capa de personalización basada en Android, aunque queda por comprobar hasta qué punto llegarán las restricciones sobre los servicios de Google y cuánto afectará a la experiencia.

La cámara de fotos será su fuerte

En cuanto a especificaciones, se espera que el Mate 30 integre el procesador Kirin 990 con tecnología de 7mm, soporte redes 5G, video 4K a 60fps y cuente con varios núcleos Cortex-A77. Y, otro año más, la cámara de fotos será su punto fuerte ya que contará con un enorme sensor de 1/1,55 pulgadas y muchos rumores apuntan a que el teléfono contará con cuatro cámaras traseras dispuestas en un anillo.

También se puede destacar del diseño del nuevo smartphone de Huawei, su pantalla, muy curvada a los lados y su notch, que seré más pequeño que el del Mate 20 Pro pero lo suficientemente grande para albergar un sistema de reconocimiento facial basado en infrarrojos. Asimismo, contará con lector de huellos bajo la pantalla.