CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Así respondió la UEFA ante acusaciones de prohibir meter banderas arcoíris al estadio

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Luego del tropezón de la UEFA al no permitir iluminar un estadio con los colores del arcoíris como apoyo a la comunidad LGBT, la organización sigue enfrentando diversos problemas entre los aficionados, el arcoíris y las leyes de Hungría.

Esta mañana diversos medios informaron que la UEFA habría prohibido la entrada de banderas arcoíris a los aficionados para el duelo de octavos de final de la Euro 2020 entre Holanda y República Checa, el cual se jugará desde Budapest, Hungría.

De acuerdo con la información, un grupo de aficionados neerlandeses habrían buscado meter banderas del arcoíris a la Arena Puskas de Budapest como parte de las protestas contra la ley del gobierno húngaro, la cual prohíbe a las escuelas enseñar a los niños cualquier cosa relacionada a la comunidad LGBTQ+.

Un portavoz de la Asociación de Fútbol Neerlandesa (KNVB) le aseguró a la ESPN que los guardias de seguridad, a petición de UEFA, confiscaron las coloridas banderas a los aficionados en la entrada del estadio, así como en el ingreso al Fan Zone.

Por lo anterior, el capitán de la Selección de Holanda, Georginio Wijnaldum, señaló, en conferencia de prensa previa al partido, que usará un gafete con la bandera de arcoíris con la frase “One Love” (Amor igualitario) como protesta.

El antecedente 

A lo largo de toda la semana, la UEFA se ha visto envuelta en polémicas por el símbolo del arcoíris luego de que el gobierno de Múnich le pidiera al organismo iluminar el Allianz Arena con los colores la bandera durante el partido entre Alemania y Hungría; solicitud que fue negada.

Ante la negativa, miles de aficionados decidieron izar la bandera desde la Fan Zone e inclusive un hombre alemán invadió el campo durante el himno nacional de Hungría con una bandera para protestar, pero fue retirado.

La UEFA publicó un comunicado con una foto de su logo modificado en el que aseguró que se “enorgullece de llevar los colores” y explicó por qué rechazó la solicitud de la ciudad de Múnich de iluminar el Allianz Arena para el duelo correspondiente a la competencia continental.

“Hoy, la UEFA se enorgullece de llevar los colores del arco iris. Es un símbolo que encarna nuestros valores fundamentales, promoviendo todo en lo que creemos: una sociedad más justa e igualitaria, tolerante con todos, independientemente de sus antecedentes, creencias o género”, remarcó.

UEFA vuelve a responder a ‘prohibición’ 

Esta mañana, al verse entrometida en un nuevo escándalo homofóbico, la UEFA aseguró que esta si permite que se exhiba la bandera arcoíris en favor a los derechos de la comunidad LHBTQ+ en la previa y desde el Puskas Arena de Budapest, aunque inicialmente no lo tenía permitido,

“Los símbolos de los colores del arcoíris no se consideran políticos y que, de acuerdo con la campaña de Igualdad de Juego de la UEFA, tienen como objetivo luchar contra cualquier tipo de discriminación, incluida la comunidad LGBTQI +, y por tanto tales banderas se permitirán en el estadio”, aseveró un portavoz de la organización. 

No obstante, los hinchas de Países Bajos y República Checa habían señalado como responsables a los miembros de la organización de quitarles estas banderas, a lo que la UEFA se defendió diciendo.

“Contrariamente a algunos informes de los medios holandeses, la UEFA quisiera aclarar que no ha prohibido ningún símbolo de colores del arcoíris en la zona de aficionados en Budapest y que esta está bajo la responsabilidad de las autoridades locales. La UEFA da la bienvenida a cualquier símbolo de este tipo en la fanzone”.

https://twitter.com/UEFA/status/1409163564120686595?s=20

La controversia sobre si la bandera arcoíris tiene connotaciones políticas, algo que interfiere en las normativas de Hungría las que han sido objeto de críticas por autoridades europeas, el público en general y los futbolistas, quienes se muestran en contra de este tipo de discriminación como es el caso del capitán neerlandés, Georginio Wijnaldum, que a a lucir un brazalete con el arcoíris.

Un portavoz de la federación de los Países Bajos, Daan Schippers, aseguró en el canal ‘NOS’ que acatarán la prohibición que las autoridades les imponga, pero eso “no significa que la KNVB apoye esta decisión. Estamos a favor de la bandera del arco iris y, por lo tanto, hemos comenzado la campaña OneLove“.

LEER MÁS 

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Artículos Premium

Artículos Premium

Más de Merca2.0

Artículos relacionados