La última entrega de los Premios Oscar representó para Netflix una ventana importante para demostrar el valor que sus producciones originales tienen. Si bien la cinta Roma, dirigida por Alfonso Cuarón y protagonizada por Yalitza Aparicio, no se coronó como la Mejor Película del Año, si hizo historia en más de un sentido. El filme en blanco y negro se convirtió en la primera producción de habla española en ganar a Mejor Película Extranjera, mientras que Aparicio fue la primera actriz indígena en estar nominada a Mejor Actriz.

Con estos hitos, la plataforma de streaming ganó cierta autoridad en el séptimo arte, misma que ahora quiere hacer valer con un spot promocional que bien puede ser leído como un duro golpe a Hollywood. El tema a tratar: La inclusión.

El golpe de Netflix

Desde su cuenta oficial para Estados Unidos, Netflix compartió un video de poco más de un minuto en el que la actriz Uzoamaka Nwaneka “Uzo” Aduba, de Orange is the New Black han un recorrido por diferentes escenarios de series y películas que viven dentro de dicho servicio on demand.

A lo largo de su recorrido, la actriz pregunta al espectador si alguna vez ha estado en un cuarto donde no ve a nadie como él mismo y afirma que “el mundo está lleno de esos cuartos y sus límites. Límites para quien cuenta historias, para quien escribe, para quien dirige, para quien actúa y para quien busca que su vida sea reflejada”.

Luego de la peculiar analogía, se expresa una invitación directa a la industria a crear más espacios para que esas voces e historias sean creadas, difundidas y escuchadas.

Dentro del material, destaca la participación de Yalitza Aparicio en su papel de Cleo, el cual ha sido calificando por muchos como una bandera de la inclusión y la ruptura de estereotipos.

Hasta el momento, el material suma más de 6 mil 377 retweets, 20 mil 241 likes y 250 comentarios.


La apuesta de la Academia

El menaje de Netflix es un guiño al discurso que Cuarón expuso cuando le fue entregado el galardón a Mejor Director. En aquel momento, el cineasta afirmo que el cine “está obligado a dar voz a aquellos que no la tienen”.

La última gala de los Oscar fue una muestra de las intenciones de la Academia por apostar hacia la inclusión. Esto es una respuesta a las miles de criticas que la ceremonia sumó durante su edición del año pasado, en la que celebridades como el director Spike Lee llamaron a un boicot luego de asegurar que, por segundo año consecutivo, todos los nominados en las categorías de actuación eran blancos.

Hasta el año pasado, la Academia de cine encargada de otorgar los Oscar, estaba constituida por 6.000 miembros, de los cuales, 94 por ciento son blancos y 77 por ciento hombres. Poco más del 2 por ciento son afroamericanos y menos del 2 por ciento latinos, según la información de Los Angeles Times.

Este año las cosas fueron muy diferentes. Desde Black Panther nominada como Mejor Película y la variedad de presentadores, hasta Green Book reconocida la Mejor Película del año, fue evidente el esfuerzo de los Oscar por presentar un “Hollywood mucho más incluyente”. Lo que queda por ver es la vigencia de esta tendencia y el papel que plataformas como Netflix podrían jugar en un futuro dentro de la misma.

loading...