Al tiempo que el virus parece extenderse a lo largo y ancho del territorio nacional, las medidas por contender el contagio en México se hacen más evidentes y ahora empresas como Six Flags verán frenadas sus operaciones.

Aunque en la nación aún los casos de contagio no se cuenta ni por medio centenar, la realidad es que la velocidad con que las confirmaciones de nuevos casos llegan han encendido las alarmas en diversos sectores sociales.

Durante la conferencia de prensas sobre la pandemia entregada la noche de ayer por Hugo López Gatell, subsecretario de Salud, hasta el momento se encuentran en proceso de análisis 263 casos.

El funcionario detalló que en cuanto a la cantidad de contagios por estado la Ciudad de México se mantiene como la entidad con más casos (11); le sigue Querétaro con 4 casos; Estado de México con 3; Puebla con 2; Chiapas con 1; Coahuila 1;Durango 1;Nuevo León 1;Yucatán 1 y Quintana Roo con 1.

A estas cifras se deben sumar dos casos más en Jalisco y un par más en Nuevo León que fueron confirmados por las autoridades de salud de aquellos estados.

Estados y parques de diversiones cerrados

Como era de esperarse una de las primeras medidas tomas por las autoridades fue el cierre de los estadios y parques de diversiones, mismos que se suman a la suspensión de clases.

A nivel mundial, la cancelación de eventos se ha convertido en la constante, tendencia que ha dejado pérdidas por miles de millones de dólares.

Algunos ejemplos dejan en claro la situación: La cancelación de la Fórmula 1 en China dejó pérdidas 105 millones de dólares, mientras que el Mobile World Congress que se celebraría en Barcelona haría lo propio con 500 millones de euros.

Con las nuevas medidas impuestas por el gobierno, ahora también el sector del entretenimiento se verá afectado ante la solicitud de frenar operaciones por la contingencia provocada por el COVID-19.

Atendiendo esta medida de precaución, Six Flags anunció el cierre de sus parques de diversiones ubicado en la capital de la República Mexicana.

Mediante sus redes sociales, la firma hizo oficial esta decisión compartiendo un post que por un lado, fue favorecido por algunos usuarios, pero que por otro generó dudas para aquellos que cuentan con membresías y pases anuales sobre posibles reembolsos o suspensiones de pago ante el cese de actividades.

El cierre de estos centros son solo representativos de un mayor número de establecimientos relacionados que también frenarán sus operaciones, decisión necesaria que pondrá en jaque a una industria de miles de millones pesos.

México es un país donde el entretenimiento tiene un campo muy fértil de acción, se estima que este sector representa una derrama económica anual de alrededor 530 millones de dólares, de acuerdo con estimaciones de Ventura Entertainment.

De hecho, esta industria que incluye parques de diversiones, zoológicos, acuarios, parques acuáticos y centros de juegos infantiles podría tener un crecimiento del 6 por ciento este año.