• La controversial idea de Hyundai ganó un León de bronce en la categoría Print & Publishin en Cannes Lions

  • El Grand Prix en esta disciplina fue para la campaña The Blank Edition; orquestrada por la agencia Impact BBDO, Dubai

  • De acuerdo con la misma automotriz, sus ventas globales en 2018 casi alcanzan los 700 mil vehículos

En casi todas las competencias de renombre suele haber controversias. Los anteriores Oscar se vieron afectados por la no-tan-deseada presencia de las plataformas de streaming en la ceremonia. Hace años, una serie de errores provocaron un caos generalizado en el Certamen EFFIE. Estos incidentes incluso suceden competencias como Miss Universo, como lo demuestra el infame certamen de 2015. Y también afectan a más de una campaña publicitaria.

A menos de una semana del cierre de Cannes Lions, ya hay una campaña en el pedestal de la controversia. De acuerdo con Adweek, el artista Rik Oostenbroek ha acusado a la agencia MullenLowe SSP3, Colombia, de plagio indirecto. El proyecto fue realizado en nombre de la compañía Hyundai y buscaba desincentivar el uso del celular al conducir. Pero el diseñador apuntó que las imágenes utilizadas para los carteles son copias ilegales de su estilo.

Oostenbroek no acusa a MullenLowe ni Hyundai de plagio. El artista señaló que las imágenes que plagiaron su trabajo estaban disponibles en Shutterstock. En este contexto, señaló a las compañías por utilizar simples recursos de stock y mostrarse orgullosas de triunfar en festivales como Cannes Lions. También criticó al jurado por no investigar previamente y otorgar un León de bronce en Print & Publishing a un proyecto que “solo puso copy” sobre una foto al azar.

A la izquierda, original de Oostenbroek. En medio, una de las imágenes stock plagiadas. A la derecha, la campaña de Hyundai.

El valor de la creatividad en una campaña

No es la primera vez que existen fricciones entre un artista y una marca. El artista Ai Weiwei inició una batalla legal con Volkswagen en mayo por el uso ilegal de su arte en una campaña. Nike también tuvo un último encuentro con fotógrafo Jacobus Rentmeester en marzo por el logo Jumpman. Xiaomi, la agencia Halifax y la BBC presuntamente se robaron el trabajo de otros creativos y organizaciones. Incluso Zara, por su ropa, ha recibido críticas.

Pero el caso de Hyundai es interesante. Si la versión de Oostenbroek es correcta, la marca y su agencia sabían de las similitudes entre su trabajo y el estilo de las imágenes de stock de su campaña. Es decir, estaban conscientes que se trataba de una decisión controversial, que podría meterlos en conflicto con un nombre reconocido en la industria. En lugar de reconocer el riesgo que esto significaba, incluso se atrevieron a inscribir la pieza a Cannes Lions.

Sin embargo, la valentía de Hyundai y MullenLowe no es lo más destacado del caso. Ambas organizaciones estaban conscientes que estaban presentando una simple imagen de stock para el máximo festival de creatividad e innovación en la industria de la publicidad. El que hayan decidido que un copy y algunos ajustes gráficos podían convertir un recurso de Shutterstock en material para Cannes Lions dice mucho sobre el pensamiento del mercado.

Más aún considerando que, sin importar si el jurado de Cannes Lions estaba enterado del origen o no, la campaña de Hyundai se llevó un galardón. Ante estas controversias realmente no es sorprendente que cada vez más compañías se decidan por la creatividad  in-house.