Under Armour se ensaña con Adidas y le ‘roba’ otro patrocinio técnico

Internacional.- Nike podrá ser el líder indiscutido y rival a vencer dentro de la industria de la ropa deportiva; sin embargo, para Adidas, la firma originaria de Oregon no es su principal rival en este momento, sino Under Armour, quien no parece conforme con haber derrocado a la firma teutona del segundo lugar en ventas dentro de los Estados Unidos.

Notas relacionadas:
Andy Murray presentará su nuevo logotipo de la mano de Under Armour
Adidas se ‘despide’ del tenis tras cambio de Andy Murray a Under Armour
Under Armour, el nuevo gran rival de Nike y Adidas

Entre los planes a mediano y largo plazo de la compañía originaria de Baltimore se encuentra no sólo el seguir creciendo dentro del mercado local, sino expandirse en otras regiones (principalmente Europa) objetivos para los cuales da la impresión de haberse ensañando con la marca fundada por Adolf Dassler.

Hace apenas un par de semanas el tenista escocés Andy Murray daba por concluida su relación de varios años con Adidas en beneficio de Under Armour, marca que se encargará de vestir al británico a partir del Abierto de Australia (el cual se encuentra en desarrollo en estos momentos); y ahora la firma de estadounidense se ha hecho con el contrato de la Universidad de Cincinnati, institución educativa que contaba con el auspicio de los europeos.

Si bien los contratos de Murray y Cincinnati pueden parecer poco importantes en comparación de los asegurados con equipos como Juventus y Manchester United, dejan en claro ver la ambición de Under Armour, pero sobre todo el duro golpe (en términos presupuestarios) que pudo haber significado para Adidas el otorgar un contrato tan grande como el que otorgaron a los Red Devils (más de mil millones de dólares), pues la diferencia entre la oferta de una y otra compañía en el caso de Cincinnati fue de ‘apenas’ 3.5 millones de dólares.

No cabe duda que los estadounidenses se están convirtiendo de a poco en un rival de cuidado dentro de la industria deportiva, por lo que quizás dentro de algunos años se encuentre al nivel de Adidas o de la propia Nike.