Argentina suspende las clases y cierra las fronteras por el coronavirus

El presidente de Argentina anunció la suspensión de las clases hasta abril y el cierre de los ingresos al país hasta nuevo aviso.

  • Argentina tomó medidas extremas para reducir la expansión del coronavirus

  • Se cerraron las fronteras y no hay clases en las escuelas de todos los niveles: los mayores de 60 no están obligados a ir a trabajar

  • Aún no se decidió una cuarentena, pero está en estudio: “No por ahora”, dijo el Presidente

En una conferencia de prensa realizada este domingo, el presidente de Argentina, Alberto Fernández, anunció una serie de medidas que buscan proteger al país ante el avance de la pandemia de coronavirus.

El recientemente elegido titular del Poder Ejecutivo dijo que se decidió suspender las clases hasta el 31 de marzo y que se cerrarán las fronteras del país para todos aquellos que quieran ingresar.

También se dispusieron otras medidas, como licencia laboral a los mayores de 60 años, quienes no estarán obligados a ir a sus trabajos y no serán pasibles de sanciones por esto, y se reducirá la frecuencia del transporte público de pasajeros.

Más allá de la suspensión, las escuelas y colegios quedarán abiertos para alimentar a los chicos que asisten a los comedores escolares.

Además, la decisión de las autoridades es que no se realicen eventos masivos en todo el país, por lo que no habrá cines, teatros ni encuentros deportivos. Estos últimos se podrán llevar adelante, pero sin público.

Las medidas fueron tomadas luego de que los casos de coronavirus ascendieran a 56 en todo el país, el 70% de ellos en la capital Buenos Aires y sus alrededores. Ya hubo dos muertos.

La decisión fue tomada luego de una reunión de urgencia con ministros y especialistas.

Si bien se analizó la posibilidad de promover una cuarentena total, como se está desarrollando en Italia y España, se dijo que, por ahora, sería contraproducente.

También se promoverá el home office o trabajo remoto. “Todos lo que puedan hacer trabajo a distancia desde sus casas, que lo hagan”, dijo Fernández en referencia a una resolución que ya está vigente que contempla mecanismos de este tipo de labor para empleados estatales. Algo que se ampliará este lunes al sector privado.

Las portadas de los medios impresos reflejan las medidas.

De acuerdo con lo que analiza Clarín, “todas las medidas, que no serán las últimas, tienen un trasfondo: Fernández dio a entender que es inevitable que haya circulación local del virus pero, planteó, el objetivo del paquete de medidas es ganar tiempo, que eso sea más lento”.

El plan es evitar lo que ocurrió en otros países, sobre todo en los europeos, donde el aumento exponencial de casos saturó los sistemas de salud y generó el pico de muertes.

Puntualmente, hasta fin de mes (y se podría extender), se prohibió el ingreso de extranjeros, mientras que los argentinos que están en el exterior serán repatriados.

Los que quieran salir, a su vez, podrán hacerlo.

Imagen: Bigstock

Este lunes, además, se darán a conocer medidas relacionadas con los aspectos sociales y económicos, toda vez que se entiende que se avecinan tiempos complicados en materia de finanzas, tanto para el país como para las economías de las empresas y las familias.

El cierre del ingreso de extranjeros será un golpe letal para la industria turística, que ya estaba muy golpeada por la crisis económica local.

Lo mismo para todos los rubros relacionados con el esparcimiento, ya que no habrá espectáculos masivos ni shows.

Se especula que podrían anunciarse condonaciones de deudas, plazos de pagos, reducción de impuestos y créditos a tasas bajas para algunos sectores más castigados.

Sigue a @PabloPetovel

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299