¿Qué áreas se benefician con el uso del big data?

Se espera que al cierre de este año, el ingreso para el sector del big data alcance los 37.97 mil millones de dólares, de acuerdo con información proyectada por Statista. Cabe destacar que el uso de esta herramienta permite la recolección de información para que sea analizada y proyectada con el fin de impulsar movimientos más certeros dentro de la compañía.

El big data es una gran herramienta que llegó para quedarse, pues brinda velocidad y veracidad al proceso de toma de decisiones y recopilación de datos, una tarea que antes implicaba relevantes inversiones de tiempo y, en ocasiones, con un mayor margen de error.

En relación, información de eMarketer revela las principales áreas que se benefician con la implementación de esta herramienta, donde la primera de ellas se sitúa en el consumidor, pues el 85 por ciento de las firmas encuestadas señala notar un aumento de información sobre el comportamiento del cliente.

Posterior, está el área de ventas, ya que el 81 por ciento revela percatarse de un incremento de productos o servicios adquiridos. En tercer lugar está el aumento de inscripciones y registros, lo cual amplía la base de datos de determinada compañía, la opción es indicado por un 77 por ciento.

En cuarta posición está el incremento del retorno de inversión (ROI por sus siglas en inglés) con un 76 por ciento. Es conveniente mencionar que Return On investment es una medida de la eficacia de una inversión, lo cual también sirve para comparar diferentes datos.

En la siguiente posición destaca un incremento en la satisfacción del cliente, indicado por el 73 por ciento de las compañías y, por último un 71 por ciento que revela obtener un incremento en la generación de leads, la cual finge como directorio o servicio que tienen como fin capturar datos para aumentar los ingresos por parte de ventas.

Es oportuno agregar que, al considerar información de Vanson Bourne, aproximadamente un 45 por ciento de las empresas a nivel mundial no cuenta con un plan de adopción de big data a corto plazo –seis meses–, donde el 6 por ciento espera trabajar con dicha herramienta en dos o tres años más, un 10 por ciento en un año o dos y el 29 por ciento planea contar con un sistema de big data en este año.