¿Árbol natural o artificial? La industria de la decoración en Navidad

Christmas red balls hanging on a Christmas tree. Christmas tree background with copy space. Christmas in Europe. Outdoor Christmas decorations.

La Navidad reúne a diferentes sectores en la industria que generan múltiples productos, unos se anticipan a la temporada y se ponen a la venta desde meses antes de diciembre y otros son consumidos y adquiridos justo cuando ocurren las fiestas y tal vez un poquito después.

Para ambientar a esta celebración en un contexto común, la industria de la decoración tiene un muy amplio campo de acción. Se vuelve cada ve más socorrido poner a la venta luces, esferas, árboles y otros productos alusivos a la decoración de Navidad desde los meses de agosto y septiembre.

De hecho, conforme va avanzando diciembre y se llega a las verdaderas fiestas decembirnas, es probable que la mayoría de los espacios destinados a la decoración ya cuenten con vistosos adornos y es entonces cuando comienza a disminuir el consumo de estos productos.

Para entrar en el espíritu navideño el elemento más buscado es el árbol, que en México tienen una importante producción. Para darnos una idea del consumo de este producto, podemos decir que el Estado de de México fue en 2016 la entidad mexicana que mayor producción tuvo, con unos 180 mil árboles sembrados.

A su vez, en los Estados Unidos indicaban en 2015 la venta de unos 40 millones de árboles, de los cuales 27 millones son naturales y 13 millones artificiales.

Una producción tan alta no está exenta, sin embargo, de la polémica. Diversas voces se pronuncian por el uso de decoración artificial y evitar así la tala de árboles. Marcas como Naviplastic ofrecen pinos producidos con madera, metal y plástico desde 209 pesos mexicanos y para algunas personas un accesorio de esta naturaleza representa una mejor alternativa.

Sin embargo, no reparan en que la siembra de árboles navideños se ha convertido en una industria que también genera empleos y que desarrolla siembras escalonadas para que la tierra de cultivo no se desgaste con los años. Por otro lado, en muchos casos se venden sólo ramas y no árboles completos…  en todo caso, la siembra de estos árboles es planeada y se renueva cada cierto tiempo.

Para estas fechas, la gran mayoría de los adornos que se van a utilizar esta Navidad han sido vendidos y colocados en paredes, árboles, ventanas y demás espacios, para las marcas resultará más rentable poner en remate toda esta mercancía apenas terminen las fiestas -algunas marcas y tiendas lo hacen desde el mismo 25 de diciembre- y para muchas personas resulta una gran alternativa adquirir este tipo de productos a finales de diciembre y principios de enero para ser utilizadas unos once meses después.

¿Tú utilizas este tipo de productos, crees que han evolucionado con el tiempo? Para algunos pudiera tratarse de material realmente innecesario pero para otros se trata de un elemento capaz de ambientar a las personas en esta temporada única y que representa una gran oportunidad para las marcas y sus acciones de promoción.