x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Apple vs Google

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

Existe una gran controversia sobre la mejor estrategia sobre ser especialista o todólogo.

Si bien es cierto que el conocimiento se multiplica cada pocos años, lo que ocasiona tener un alto grado de dedicación y dominio en alguna especialidad, un especialista puede arreglar un sólo problema, pero podría no saber como resolver algunos otros que hacen sinergia con el suyo mismo.

Como mencionaba en la columna del 14 de mayo , Google podría tener una mejor estrategia a largo plazo en la industria publicitaria, sistemas operativos, redes sociales y dispositivos móviles, pero ésta semana Apple anotó un tanto a favor del especialista, cuando Tim Cook CEO de Apple en su conferencia de grandes desarrolladores WWDC por sus siglas. Sus cifras fueron abrumadoras. El 89% de los usuarios de IOS tienen instalada la versión 7, contra el 9% de usuarios Android con la última versión instalada -Kit Kat- lo que se traduce en que el 91% de sus usuarios no tienen acceso a las últimas aplicaciones, actualizaciones de seguridad, ni las nuevas características de Kit Kat. Si a eso sumamos que el 99% de los virus en ambas plataformas provienen de Android, Samsung y Google podrían tener un gran enemigo en casa.

Según Apple, de los 130 millones de clientes que compraron un producto de la compañía, la mitad lo han hecho por primera vez, lo que me hizo recordar el anuncio de Networked Insights (disponible en esta dirección), sobre cómo emplearon el monitoreo de redes sociales, para ayudar a Samsung a diseñar sus productos aprendiendo de lo que los primeros usuarios de iPhone 5 pensaban de sus equipos. Esto me hace preguntarme como a muchos, si Apple podrá seguir manteniendo a sus nuevas y anteriores legiones de seguidores fieles a la marca después de la partida de Steve Jobs.

Samsung a través de estos monitoreos se dio cuenta de que la poca durabilidad de la batería de iPhone, su pantalla pequeña, un cargador débil, poca durabilidad con montones de usuarios cambiando sus pantallas frecuentemente debido a golpes, poca capacidad de personalización y la no tan buena funcionalidad de Siri, en realidad eran una preocupación de sus poseedores.

No quisiera ni pensar que los usuarios de iPhone siguen renovando sus teléfonos debido a la nostalgia y lealtad a la marca, o por conservar su ecosistema tecnológico en una misma plataforma; y que aún con algunas deficiencias, Samsung y Google logran productos cada vez mas deseables, que luego son emulados por sus mejores características por Apple. Pero hay que ser sinceros, Apple quien anteriormente marcaba los próximos pasos sobre hacia dónde iba la tecnología, ahora se encuentra defendiéndose de Samsung, respondiéndole con equipos de menor costo, y con pantallas más grandes, Google mientras regala su sistema operativo a todos los fabricantes y abarca cada vez más rebanadas del pastel. ¿Será que algún día el especialista con pocos productos, todos con software y plataformas propias incluso para descarga de contenidos, pierda su liderazgo en su propia cancha ante el todólogo metido en decenas de industrias?

Como dice Andrew Chen, “La retención es el Rey”, qué dicen? La próxima semana prometo ya hablar algo sobre fútbol!

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados

McDonald's

McDonald’s revive alimento que daba por muerto

McDonald’s ha tomado la decisión de revivir uno de sus productos que hace años no tenía en el menú de sus restaurantes y la acción es señal de cómo las marcas están apostando por viejas estrategias en contingencia.