Apple trabaja en otros tres modelos de iPhone, todos con pantalla OLED

iPhone
Imagen: Bigstock

Si hay una marca con un gran brand awareness en el mercado de smartphones esa debe ser iPhone, los dispositivos fabricados por Apple suelen ser de los más vendidos a nivel mundial y un objeto aspiracional para muchos.

Sin embargo, pese a que desde su irrupción hace diez años estuvo marcada por ser el primer teléfono inteligente, marcando la pauta en innovación y desarrollo, en los últimos años se ha visto igualada e incluso superada por otras como Samsung y Huawei.

Este es un camino que Apple quiere corregir y, como uno de los primeros pasos a seguir es, además de apostar por novedades tecnológicas como en el iPhone X, quiere hacer una total transición hacia las pantallas OLED, algo que podría impactar en el mercado dada la tendencia por las pantallas casi sin biseles y con una alta resolución de imágenes.

De acuerdo con un reporte del sitio Electronic Times (ET News) de Corea del Sur, la compañía dirigida por Tim Cook trabaja en el desarrollo de tres modelos de iPhone que contarían en su totalidad con displays de diodos emisores de luz orgánicos (OLED), con lo que sacaría por completo de su línea de producción las pantallas LCD.

Este sería un cambio progresivo, de hecho, de acuerdo con la información disponible, Apple lanzaría este año (se prevé que será en septiembre, como de costumbre) dos dispositivos con tecnología OLED, un nuevo iPhone X y uno superior, presumiblemente un iPhone X Plus, que serían complementados por un “low cost” de 6.1 pulgadas con pantalla casi sin biseles pero de cristal líquido (LCD), tal vez siguiendo la escuela de Huawei con los Mate 10 Lite y P20 Lite.

Para que tengamos una referencia, los iPhone 8 y 8 Plus lanzados a finales del año pasado portan pantallas LCD, mientras que el iPhone X cuenta con una OLED. Por un lado, las primeras son más baratas de fabricar pero, aunque ofrecen una alta calidad de imagen, no igualan a la OLED -con colores más brillantes y precisos-, que tienen en contra que son difíciles de fabricar, de hecho, fueron un problema para Apple previo al lanzamiento de su smartphone de aniversario.

El objetivo sería ser la primer marca en ofrecer esta cualidad en sus smartphone, el problema es que la producción de este tipo de pantallas luce complicada; Universal Display Corp. Japan Display y LG Display son algunos que las fabrican, pero ninguna con la capacidad requerida.