Aunque a principios de abril había dicho que mantendría sus establecimientos cerrados en gran parte de planeta, excepto en China, Apple ha comenzado desde hace unos días un plan que contempla reabrir de manera paulatina sus tiendas en distintos mercados.

Al gigante asiático, primer país en retomar cierta normalidad económica y social después de reducir considerablemente los contagios de coronavirus, se han sumado Austria, Corea del Sur y Australia y vienen en camino más naciones.

Alemania y Estados Unidos, el siguiente paso

De acuerdo con diversos reportes de prensa de medios estadounidenses, Apple informó que comenzará con la reapertura de tiendas en Alemania a partir del 11 de mayo, mismo día que lo hará en algunos estados de la Unión Americana como Idaho, Carolina del Sur y Alabama.

Pero, así como ha sido en otros mercados y siguiendo lo reportado en días recientes, los establecimientos presentarán cambios substanciales tanto en diseño de interiores como en el servicio a los clientes.

Al igual que firmas como Starbucks, Burger King y McDonald’s o Gap, la de Cupertino también ha establecido nuevos criterios que se deberán seguir, como el límite al número de personas que podrán estar al mismo tiempo dentro de las Apple Store.

También se realizarán revisiones de temperatura al ingreso de los establecimientos y requerirá que tanto personal como consumidores porten cubrebocas.

Es necesaria la reactivación de la economía

Aunque no se ha vencido al coronavirus, diversos países han logrado reducir de manera importante el número de contagios y han establecido programas y planes de acción para retomar, de manera gradual, actividades económicas y sociales.

Es cierto, la situación no deja de ser seria. Hasta este viernes 8 de mayo, se tiene registro de 3 millones 918 mil 316 casos de contagio y 273 mil 034 muertes a causa del virus, a nivel global de acuerdo con datos del Center for Systems Science and Engineering (CSSE) de la Johns Hopkins University (JHU).

Sin embargo, las compañías enfrentan dificultades muy serias a causa del impacto económico por lo que buscan de diversas formas, recuperar cierta normalidad e impulsar sus negocios. En el caso de Apple, aunque se ha mantenido estable, al presentar su reporte financiero se quedó por debajo de las expectativas afectada por el contexto global.

Por ello ha diseñado un plan estratégico que busca revivir sus tiendas con nuevas medidas que protegen tanto a personas como a sus clientes, pero con la finalidad de estimular nuevamente el consumo.

Números destacados en su reporte:

iPhone: 28.962 millones de dólares

Mac: 5.315 millones de dólares

iPad: 4.368 millones de dólares

Wearables, hogar y accesorios: 6.284 millones de dólares

Servicios: 13.348 millones de dólares

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299