Apple quiere que el iPhone sustituya tu identificación oficial

iPhone-apple
Imagen de Bigstock

En Apple buscan que el iPhone no sólo sea una opción para sustituir tarjetas de crédito o dinero efectivo, ahora también quieren que sea tu identificación oficial.

Sabemos que el smartphone es un dispositivo indispensable para millones de personas, tanto que se estima que para finales de 2018 habrá cerca de 2 mil 530 millones de usuarios a nivel mundial, de acuerdo con datos proyectados en Statista.

Desde su aparición hace ya ocho más de una década ha ido sustituyendo o integrando diversos artículos de uso cotidiano que van desde lo social, lo profesional y ahora hasta podría sustituir documentos oficiales.

Esto se sabe debido a que Apple registró una patente ante la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos (USPTO, por sus siglas en inglés) sobre un nuevo formato de almacenamiento que permitiría a uno de sus productos presentar e intercambiar información verificada, muy del tipo al que es mostrada en una identificación oficial.

De acuerdo con la información disponible, el objetivo sería proponer una solución tecnológica con el fin de usarla y mostrarla ante entidades gubernamentales o servicios que requieran este tipo de identificaciones.

En resumen, la tecnología relativamente podría servir para almacenar los datos y características de un pasaporte, licencia, seguridad social o, en el caso de México, hasta una CURP.

Si bien, la patente no hace referencia a un iPhone, sí habla de que para este nuevo formato de intercambio de información se requeriría de NFC (Near Field Communication), presente en los iPhone y una gran variedad de smartphone y se trata de una tecnología que permite la transferencia de datos entre dispositivos.

La NFC es muy común en sistemas de pagos móviles, como Apple Pay, por ejemplo. Recordemos que tanto la de Cupertino, así como otras tecnológicas como Samsung y Huawei, Sony -entre otras- la integran a sus dispositivos.

La idea de Apple podría ir de la mano con una tendencia presente en varios países para digitalizar diversos documentos oficiales como la seguridad social y los pasaportes. Sin embargo, aún se enfrentaría a la necesidad de establecer acuerdos con las instituciones gubernamentales encargadas de emitir dichos papeles, sin melonar de alianzas comerciales en servicios como los aeropuertarios.