A finales de febrero, diversas proyecciones indicaban que Apple sería una de las marcas especialmente golpeadas por la pandemia.

Esto comenzaba a tomar forma luego de que en aquel momento una declaración hecha por Apple asegurará que no cumplirá sus expectativas de crecimiento para este trimestre (que acabaría en marzo) debido a que el brote coronavirus está afectando tanto sus ventas como su capacidad de producción en China.

Aunque la firma tecnológica no reveló una cifra exacta sobre la afectación, lo cierto es que la declaración fue lo suficientemente importante para que sus acciones se desplomaran en la Bolsa.

Luego de anunciada la previsión de no llegar a los números esperados, las acciones de Apple registraron una caída de 3.2 por ciento en el NASDAQ, con lo que perdió 45 mil millones de dólares en valor de capitalización bursátil.

En un principio, Apple pronosticó ingresos en un rango de 63 mil y 67 mil millones de dólares para el trimestre que finalizó el 31 de marzo.

Por abajo de lo esperado pero se mantiene

Si bien la firma no cumplió con estas expectativas, lo cierto es que sus ingresos parecen mantenerse lo que es una buena noticia en medio de reportes financieros que registran caídas importantes en términos de ingresos y utilidad.

Cuando menos así lo refleja el último reporte financiero de la firma, el cual indica que Apple ha conseguido ingresos durante los primeros tres meses del año (su segundo trimestre fiscal) por 58 mil 313 millones dólares, una cifra que se sitúa ligeramente por encima de los 58 mil 015 millones de dólares del mismo periodo en el pasado año.

De manera puntual, los ingresos de la firma se han repartido de la siguiente manera:

  • iPhone: 28.962 millones de dólares.
  • Mac: 5.315 millones de dólares.
  • iPad: 4.368 millones de dólares.
  • Wearables, hogar y accesorios: 6.284 millones de dólares.
  • Servicios: 13.348 millones de dólares.

Los dos que empujan y lo que falta

Si bien los beneficios obtenidos por las divisiones de iPhone, iPad y Mac han descendido respecto al pasado año (como era de esperarse), Apple logró mantenerse e incluso reportar un ligero crecimiento gracias al empuje de dos de sus divisiones que, durante los últimos años, se han convertido en la prioridad para la compañía: los wearables (AirPods, Apple Watch, Beats) y los Servicios (Apple TV+, Apple Music, Apple Arcade).

Aunque las cifras son optimistas, la realidad es que el ritmo del negocio de Apple (así como el del resto de las marcas en el mercado) seguirá marcado por el avance y consecuencias de la pandemia.

El importante crecimiento de Apple en el segmento de servicios

Sólo el tiempo dirá si apertura paulatina de las tiendas así como el posible retraso del iPhone por el freno en la cadena de valor, mejorarán o afectarán los ingresos de la firma en los meses siguientes.

Lo que si queda claro es que será hasta el próximo trimestre cuando el efecto de la cuarentena y la epidemia se reflejen en el rendimiento de la compañía.

En este sentido, las esperanzas de la firma recen en fortalecer su sistema de distribución para evitar un desplome repentino en sus unidades de hardware (en donde se incluye el iPhone).

No obstante, también es una realidad que los servicios podría ser el gran as bajo la manga que le permita reputar entre abril y junio, en donde se podría dar un especial boom para Apple TV+ que se encuentra en una de las categorías más demandas por los usuarios en medio de la emergencia sanitaria.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299