Apple enciende las alarmas y todo es culpa del iPhone

iPhone XR-Apple
Imagen: Apple
  • Apple podría ganar hasta 9 mil millones de dólares menos por la baja demanda de los nuevos iPhone.

  • La compañía acusa a las bajas ventas en China y otros mercados.

  • Pero no podemos obviar que la competencia está creciendo en ventas.

Las cosas no están resultando para Apple, y la baja demanda por los iPhone XS, XS Max y XR ya comienza a tener efectos negativos, o al menos eso ha dejado ver la compañía este miércoles.

Al parecer los números no son buenos, el elevado costo de los dispositivos, sumado a las condiciones económicas en diversos mercados parecen ser las principales causas. Aunque a esto debemos sumar el crecimiento de la competencia.

Apple reconoce bajas ventas, algo que le cuesta

La tecnológica de Cupertino envió este día una carta a los inversores en la que reduce su pronóstico de ganancias previo a que ofrezca de manera oficial el reporte de su primer trimestre fiscal concluido en diciembre.

Según lo anticipado por Apple, sus ingresos serán por alrededor de los 84 mil millones de dólares, por debajo del rango entre los 89 y 93 mil millones que había proyectado anteriormente, o un 7,6 por ciento menos.

Las razones que argumentó la compañía en la carta citada por varios medios estadounidenses refieren que es la combinación de una baja demanda por los nuevos modelos del iPhone (XS, XS Max y XR), en particular en China, uno de los dos mercados más grandes del mundo; aunque también reconoció factores económicos y de negocios manifestados en países emergentes, incluso en algunos desarrollados.

Aunado a ello, consideró como otros factores a las condiciones cambiantes en los operadores que ofrecen los smartphone en paquetes, así como a una desaceleración de la economía e hizo referencia a la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

En compensación, Apple indicó que las categorías fuera de iPhone (Servicios, Mac, iPad, Wearables / Hogar / Accesorios) se combinaron para crecer casi un 19 por ciento. Lo que iría en coincidencia con la estrategia anunciada con anterioridad de apostar fuerte por estas decisiones, incluida la intención de lanzar una servicio de contenidos vía streaming tipo Netflix.

Los números no salen, y la competencia crece

De acuerdo con datos publicados en Statista, durante el año fiscal 2018 la compañía dirigida por Tim Cook vendió alrededor de 217 millones de iPhone a nivel global, un número que luce impresionante, pero que si se considera que apenas un millón más que el año previo, la perspectiva cambia.

Especialmente porque esto va más allá de su principal rival: Samsung que sólo hasta el tercer trimestre del año pasado ya había vendido más de 221 millones de smartphones, sino por la amenaza más latente proveniente de China.

La principal y más fuerte competencia que tiene actualmente Apple es Huawei, firma que la superó en el segundo y tercer trimestre -natural- del año en ventas; de hecho en todo 2018 la firma de Shenzhen ya vendió más de 200 millones y presume que gran parte de este mérito corresponde a sus gamas alta como el Mate 20, 20 Pro y Lite (este media), así como el P20, 20 Pro y Lite.

El problema es que Huawei se ha destacado por innovar en pantallas, cámaras (con su sociedad con Leica) y en inteligencia artificial, además de potenciar esto con diseño que ha ganado de a poco la confianza del consumidor. Si la tendencia sigue, la marca china podría incluso rivalizar con Samsung en nivel de ventas.

Además, se tiene que preocupar por el crecimiento de Xiaomi y OPPO, posesionadas actualmente en el cuarto y quinto sitio de ventas a nivel mundial con 34.3 y 29.9 millones de smartphones al tercer trimestre, de acuerdo con datos de IDC.

Si a esto le sumamos su país de origen, entenderemos aún más la preocupación de los inversionistas que ya castigan a Apple al desplomarse sus acciones en los mercados after hours más de 7 por ciento este miércoles.