Apple y un signo de desesperación por las ‘deslucidas’ ventas de los nuevos iPhone

Apple-iPhone
Imagen: Apple
  • Apple no vende tantos iPhone como quisiera y eso le está costando dinero.

  • Samsung, Huawei y Apple son las marcas líderes en el mercado de smartphone.

  • En el último año, la de Cupertino vendió 217.72 millones de teléfonos.

Es indiscutible que Apple es una de las marcas con mayor brand awareness en el mercado no sólo tecnológico, sino en general, sin embargo esto no necesariamente es garantía de tener las ventas deseadas en sus productos, particularmente de los iPhone, al menos no por el momento.

¿Por qué decimos esto? La tecnológica de Cupertino presentó en septiembre pasado la nueva generación de sus emblemáticos smartphones, un hecho que suele acaparar la atención del público y de los medios, año con año.

La presentación en el Steve Jobs Theatre de este año no fue la excepción y pese a la gran cantidad de filtraciones y spoilers, los iPhone Xs, Xs Max y Xr despertaron buenos comentarios tanto entre fans como entre los especialistas.

Sin embargo, Apple no ha registrado la demanda esperada por los nuevos dispositivos. Algo que si bien, no es nuevo -ya se ha hablado del tema desde hace semanas-, sí llama la atención lo que está haciendo la compañía para corregir el camino.

Si no compone seguirá cayendo en ventas

La compañía dirigida por Tim Cook tiene un serio problema que no había querido reconocer y todo indica que ya le está pasando factura.

Desde hace meses no ha tenido el nivel de ventas deseado, según datos de la propia compañía, durante su año fiscal 2018, vendió 217.72 millones de iPhones (en todos sus modelos), un número que luce impresionante, el problema es que vendió menos de un millón más que durante 2017 (216.76 millones).

Y, a esta situación se profundiza con el crecimiento de una marca como Huawei, que ya la superó dos veces como la segunda mayor en ventas de smartphone a nivel global -sólo en el tercer trimestre vendió 72 millones de teléfonos-, destacando sus teléfonos de gama alta como los Mate 10, P20 (a los que se sumará el Mate 20).

Si bien, Samsung también sufre en ventas -vendió 13.4 por ciento menos en el 3T-, y le preocupa que sus flagship como los Galaxy S9, S9+ y Note 9 no han despuntado, aún se mantiene como la líder del mercado, algo que sumado con la amenaza que ya representa otra marca china como Xiaomi, Apple debe estar muy preocupada.

El marketing ¿su salvación?

Aunque Apple no reconoce que pasa por un momento complicado, hay señales que lo demuestran. Primero, la propia compañía redujo sus expectativas de ventas para el cierre del año, durante la temporada navideña.

Segundo, es que la firma está apostando por incrementar los precios de los dispositivos pero bajo la premisa de que serán de larga duración, es decir, pese a su alto costo, el usuario conservará por más tiempo su iPhone en comparación con los de otras marcas.

En tanto, de acuerdo con un reporte del Washington Post, la alternativa para compensar las vetas, además del alto costo, está la promoción de toda su gama de servicios.

De hecho, en el último trimestre, aunque el crecimiento de ventas de teléfonos fue nula, los ingresos en su negocio de servicios se incrementaron un 29 por ciento respecto al año anterior.

Y, tercero: ofertas y promociones. Sí, aunque suene ajeno de una marca como Apple, la compañía está recurriendo a diversas acciones de marketing para impulsar las ventas de los iPhone Xs, Xs Max y XR.

De acuerdo con un reporte de Bloomberg, la de Cupertino está utilizando promociones y “generosos descuentos” a través de sus programas de recompra de dispositivos viejos.

Incluso trasladaron a algunos miembros del personal de mercadotecnia de otros proyectos al equipo de iPhone para ayudar con las estrategias, según refiere el medio, que cita una fuente familiarizada con el situación.

Algo que ya es visible desde el sitio oficial de Apple en Estados Unidos, donde el iPhone XR está a la venta a un precio desde 449 dólares, es decir, 300 dólares menos de su precio original (esto claro, a cambio de que el cliente lo intercambie por un iPhone 7 Plus).

De hecho, la fuente citada por Bloomberg calificó la estrategia de marketing como un “simulacro de incendio” y “una posible admisión de que los dispositivos se han vendido por debajo de algunas expectativas”.

La factura

Esto es probablemente un síntoma de que la compañía está por llegar a un punto de quiebre que la obligará a replantear su estrategia. ¿Por qué? Aunque su intención sea dejar de depender de la venta de iPhone, este aún sigue siendo la principal fuente de sus ingresos y el producto más esperado año con año de la compañía.

Por más que diseñe recursos para llevar la atención hacia otros rubros, el mal momento de su buque insignia ya ha comenzado a despertar incertidumbre en los mercados, las acciones de Apple han estado volátiles en los últimos días, sólo hoy pierden más de 4 por ciento.

Apple-iPhone XR-descuento
Imagen: Apple.com