Apple busca cómo sustituir al iPhone y Netflix sería la alternativa

Netflix-Whats Next-Bigstock
Imagen: Bigstock

Desde hace tiempo venimos escuchando de los planes de Apple de convertirse en un actor protagónico en el mundo de las plataformas de contenido streaming y, según JP Morgan, el comprar Netflix sería un movimiento inteligente.

Pero ¿por qué apostar por comprar al líder del mercado? Para Samik Chatterjee, analista del banco se trata de un ajuste estratégico que lo llevaría a los primeros planos.

Salir de la dependencia del iPhone

Así lo propone Chatterjee en una nota publicada este lunes en CNBC y su análisis tiene mucho sustento que vale la pena tomar en cuenta.

Primero expone la notoria intención de Apple por dejar de depender del iPhone como principal motor generador de ingresos.

Si bien, la compañía de Cupertino reportó ingresos sorprendentes para su primer trimestre fiscal con más de 84 mil 300 millones de dólares, de los cuales 51 mil 982 millones provinieron de ventas del iPhone, la realidad dicta una clara desaceleración de su buque insignia (15 por ciento menos).

Y, desde hace tiempo la firma dirigida por Tim Cook ha dicho que buscará impulsar sus servicios que entre octubre y diciembre del año pasado representaron casi 11 mil millones de dólares.

Si consideramos que Huawei, Samsung y Xiaomi no piensan ceder en el mercado de smartphone y Apple se ha enfrentado a una crisis de innovación y liderazgo en el sector, es completamente acertado buscar fortalecer otras divisiones de negocios, una estrategia que le está funcionando a Google, Amazon y Microsoft.

El engagement es factor para pensar en Netflix

“Creemos que Netflix es la mejor opción estratégica en una posición de liderazgo en el nivel de engagement así como en el contenido original, diferenciándose de los (servicios) meramente agregadores de contenido”, dijo Chatterjee, citado por la CNBC.

Desde su punto de vista, este movimiento impulsaría de manera importante la posición de Apple como creador de contenido de video streaming, sumado a que su posición en el mercado y modelo de negocio son completamente afines a la tecnológica.

Aunque, ve algunos puntos a analizar. Señala que aunque la de Cupertino tiene el capital suficiente para adquirir a Netflix, este no dejaría de ser un gasto significativo que importaría en su balance anual.

Al respecto, hay que considera que para el analista Netflix costaría unos 189 mil millones de dólares; esto por la suma del valor en capitalización bursátil situado esta mañana en 153 mil millones, más unos 7 mil millones en deuda y otros factores.

Además, la compañía de Los Gatos, California no es la única opción, señala como posibilidades a Activision Blizzard y Sonos. También se considera como factor en contra el hecho que el mercado de plataformas streaming se vuelve cada vez más competitivo y aunque los contenidos originales de Netflix siguen teniendo un alto impacto, no es una garantía que se mantendrá así en el futuro.

Al final, se trata de un análisis de un especialista de JP Morgan que subraya que es pura prospección y no se basa en algo que ya esté sucediendo. No obstante, sus argumentos deben ser considerados para entender cómo se puede mover el mercado en un futuro cercano.