Apple avanza con su conducción autónoma, probará con el shuttle para empleados en su nuevo campus

Apple es una de las líderes tecnológicas cuya experiencia en el timing de sus productos ha determinado su éxito como marca.

La movilidad es un poderoso motivo dentro de mercadotecnia, para generar productos que buscan ofrecer respuestas al consumidor, a necesidades como las de ganar tiempo, hacer más eficientes los procesos de compra y en general, crear todo un concepto de experiencia en donde el beneficio queda siempre de lado del consumidor.

Esto ha marcado a diversas compañías, en experimentar con nuevas tendencias como las de realizar avances en conducción autónoma, como una forma de establecer nuevos mercados; productos que marcan la pauta a la demanda tradicional y acciones que establecen las marcas con mayor valor en el mercado.

Tesla aprendió la lección y comprobó los anteriores puntos, al convertir un auto eléctrico de conducción autónoma, en la nueva norma automotriz.

En agosto del año pasado, a pesar de que sigue sin ser información oficial, trascendió que Apple se encontraba trabajando en un vehículo eléctrico y autónomo, lo cual se evidenció con distintos movimientos de negocios de la compañía, así como con una misteriosa van que recorre las calles alrededor de los headquarters de la gigante tecnológica.

En abril de ese año, Tech Radar reportó que una Van con un sistema de navegación integrado estaría recorriendo las calles de Cupertino en California, probablemente como parte de las pruebas que la empresa ahora podría poner en práctica, tras saberse que un servicio de shuttle se pondría en servicio en las instalaciones del nuevo Campus.

Información revelada por The New York Times advierte que este servicio transportará a empleados entre Palo Alto e Infinite Loop, haciendo que el nombre del posible servicio de conducción autónoma reciba el nombre de PAIL.

Ver nuevas compañías sumarse a la innovación tecnológica dentro de segmentos que recién se estrenan, hace que la innovación se convierta en un preciado tesoro para estas firmas, por lo que una estrategia de timing es definitiva, sobre todo cuando comienza a participar nuevos competidores.