Analizamos la publicidad política argentina a días del ballotage

Buenos Aires, Argentina.- Las elecciones presidenciales en Argentina están en la recta final. El domingo 22 de noviembre será la segunda vuelta entre el oficialista Daniel Scioli y el opositor Mauricio Macri. Mira sus estrategias en TV.

En Argentina, ha empezado la campaña publicitaria en los medios de comunicación a pocos días de que se realice la segunda vuelta electoral, el 22 de noviembre.

En la primera vuelta, Daniel Scioli (FPV) aventajó a Mauricio Macri (Cambiemos) por apenas 3 puntos, lo que puso a ambos en el ballotage que decidirá quién sucederá a Cristina Fernández de Kirchner luego de 8 años de gobierno.

Según se dio a conocer oficialmente, entre ambos candidatos se repartirán 11.472 horas de publicidad en televisión y radio. Asimismo, el tiempo diario de asignación total de un medio particular a los dos partidos será de 24 minutos, que se transmitirán en diferentes franjas horarias.

Además, el domingo 15 de noviembre se realizará un debate televisado en directo, que será el primero en la historia de Argentina entre solo dos candidatos.

Daniel Scioli (FPV)

Scioli (gobernador de la Provincia de Buenos Aires saliente) es el candidato del oficialismo, que gobierna Argentina desde 2003. Si bien triunfó por 3 puntos en la primera vuelta (obtuvo el 37% de los votos), la ventaja con Mauricio Macri es demasiado exigua como para llevar tranquilidad al partido que representa: el Frente para la Victoria (FPV).

El FPV, el mayor problema que ha enfrentado, es la división del peronismo (el FVP es una parte de ese movimiento político fundado por Juan Domingo Perón). Esa división hizo que el otro candidato peronista, Sergio Massa, lograra el 20 por ciento en octubre y, aunque quedó afuera del ballotage, tiene en su poder los votos que Scioli y Macri necesitan para ser presidentes. Son más de 5 millones de personas que no votaron por estos dos últimos en octubre, pero que ahora deberán decidirse. En rigor, hay un 7% de votos de la izquierda que también se repartirán. Su candidato, Del Caño, llamó a votar en blanco.

La campaña de Scioli se centra ahora en captar los votos de Massa, que es gente descontenta con el Gobierno, pero que sigue apostando a un peronista para liderar la Argentina (Macri no representa esos ideales peronistas). Hay que ver qué rechazan más: si votar a un candidato de Cristina Fernández o a un hombre abiertamente de derecha, como Macri.

La estrategia de Scioli es mostrarse fuerte, decidido a continuar las políticas del actual gobierno, pero con un estilo menos confrontativo, más dialoguista y que apueste al consenso. Apunta a evidenciar que Macri es un giro a la derecha, aunque en los últimos meses quiera disimularlo.

Mauricio Macri (Alianza Cambiemos)

En el otro rincón de la compulsa por la presidencia de Argentina está el derechista Mauricio Macri. El Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires saliente alcanzó el 34% en primera vuelta y apuesta a superar a Scioli en el ballotage. De igual forma que su rival, buscará capturar los 5 millones de votos de Sergio Massa. Cambiemos es una alianza que tiene como principales partidos al PRO (de Macri) y la Unión Cívica Radical (uno de los dos partidos históricos argentinos, junto con el peronismo).

La estrategia de Macri ha ido cambiando con los meses. De mostrarse abiertamente contrario a todas las políticas del gobierno de los Kirchner (Néstor primero y Cristina después), poco a poco comenzó a entender que la gente no quería eso. Así, empezó a valorar algunos de los logros obtenidos, como la Asignación Universal por Hijo, la recuperación de la petrolera YPF (que había sido vendida a Repsol), la estatización de Aerolíneas Argentinas y del sistema jubilatorio (también entregado en la década de 1990 a capitales privados).

Hay que decir, en este sentido, que su partido votó en contra de todos esos proyectos de ley en el Congreso argentino.


SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299