Amnistía Internacional pide al Barça que abogue por los derechos humanos en Qatar

Amnistía Internacional (AI) indicó este lunes que “un gigante del futbol como el Barcelona (…) debería expresar claramente -a Qatar- su deseo de jugar en un entorno respetuoso con los derechos humanos”.

La ONG hizo esta petición en la que denunció que los trabajadores extranjeros en Qatar, “entre otros los que construyen los estadios y las infraestructuras de la Copa del Mundo”, continúan “a merced de jefes explotadores” a pesar de las recientes reformas de la legislación laboral.

Cerca 5 mil 100 trabajadores del sureste asiático (India, Bangladesh y Nepal) trabajan en las infraestructuras relacionadas con el Mundial, que según los organizadores costará 30 mil millones de dólares. Se estima que la cantidad de trabajadores ascienda a 36 mil para el año 2018, según los organizadores del Mundial de la FIFA.

Amnistía envía su mensaje al F.C. Barcelona un día antes del partido amistoso que la escuadra jugará en Doha ante el Al Ali de Qatar, subraya además que “los jugadores y los clubes no pueden vivir en una burbuja”.

“Los grandes clubes que entrenan y juegan en Qatar, ayudando a que el país se convierta en un centro neurálgico para la élite del fútbol mundial, tampoco deben mirar para otro lado”, asegura la nota.

La ONG hace un llamado a la FIFA a que presione a las autoridades qataríes con el objetivo de que introduzcan nuevos cambios en la legislación laboral.

“Los abusos seguirán manchando la reputación de la FIFA y su Copa del Mundo, a menos que presione para lograr cambios estructurales en la relación entre empleadores y trabajadores extranjeros”, señala.

El gobierno qatarí mostró su disposición a introducir cambios en la legislación a principios de año después de que ONG’s como Amnistía Internacional alertaran sobre la explotación laboral de los inmigrantes en las obras del Mundial 2022.

La ONG valora positivamente que “Qatar haya aceptado que sus leyes estaban alimentando el abuso”, pero asegura que el sistema de la “kafala”, por el cual el trabajador debe dejar su pasaporte en manos de su empleador el tiempo que dure su contrato, continúa intacto aunque la nueva legislación haya suprimido su denominación.

En octubre, un trabajador de las obras del estadio de futbol de Al Wakrah, que tiene previsto acoger los cuartos de final del Mundial de Qatar 2022, murió en un “accidente laboral”.

Es la primera vez que los organizadores del Mundial anuncian la muerte de un trabajador relacionada con las obras de la Copa del Mundo.

Sin embargo, en febrero, los organizadores afirmaron que seis trabajadores de los estadios del torneo habían sufrido accidentes laborales, pero que no se había producido ninguna muerte.

Antes que Qatar, la justa mundialista se celebrará en 11 ciudades de Rusia, se inaugurará el 14 de junio de 2018 y se clausurará el 15 de julio en el estadio olímpico Luzhnikí.

La FIFA tiene la meta de superar las cifras que obtuvieron en la pasada justa, en Brasil, con 337 millones de dólares y una ganancia anual de 2 mil millones de dólares en patrocinios, derechos de transmisión y publicidad.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299