Durante la conferencia de esta mañana en Palacio Nacional, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), presiente de México, hizo referencia a lo acontecido entre el influencer Chumel Torres y el Consejo Nacional Para Prevenir la Discriminación (Conapred).

Durante este martes, el Consejo Nacional Para Prevenir la Discriminación (Conapred) anunció desde sus redes sociales la cancelación de un foro sobre discriminación y racismo luego de que la anunciada participación del conductor Chumel Torres generará polémica.

Usuarios en redes sociales criticaron la decisión de Conapred por sumar a Torres en este evento digital, argumentado que el también influencer no era una voz de autoridad para hablar del tema luego de que este personaje basa gran parte de su humor en chistes relacionados con la discriminación y el clasismo.

La respuesta de AMLO

Ante lo sucedido, el mandatario censuró en su conferencia matutina la invitación realizada por la Conapred a Chumel Torres.

“Son pues personas caracterizadas por despreciar a otros, verdaderamente racistas, comentarios racistas, discriminatorios, demostrada y ahora resulta que para un foro contra la discriminación, se le invita, es como si para un foro de derechos humanos, se invita a un torturador”, afirmó el presidente al señalar al conductor aunque sin mencionar su nombre.

Adicional, AMLO refirió que gracias a este hecho “me enteré de que existe Conapred. Es que un día voy a poner aquí cuántos organismos crearon para todo, para la transparencia y es cuando más robaron y más ocultaron todo”.

Sobre la mima línea puntualizó: “Ya basta de simulación, ¿no? No puede ser que gente racista, clasista siga soterrada, oculta, enmascarada, engañando. ¿Cómo se va a invitar, la verdad, a alguien que discrimina a un acto de estos. Desde luego yo soy partidario de la libertad, pero pues es el colmo”.

Chumel se burla

Luego de las declaraciones entregadas por el presidente, el comediante respondió desde sus redes sociales con una serie de publicaciones que, a tono de burla, hicieron referencia al desconocimiento de López Obrador sobre la existencia del Conapred.

En una primera publicación Torres compartido el video de la conferencia matutina de AMLO acompañado del texto: “El presidente se entera que EXISTE la CONAPRED gracias a un servidor. Siento que esto es mi graduación”.

A este se sumó uno más en el que afirmó que “todo el día defendiendo a Conapred y el Presidente ni siquiera sabe qué es JAJAJAJAJAJAJAJQJQJQJQJQ. El pulso de la República, educando chairos. Como siempre. De nada”.

Su burla culminó cuando hizo referencia a un presunto error del presidente al nombrar al Consejo Nacional Para Prevenir la Discriminación (Conapred).

La reputación en juego

Más allá del intercambio de ataques, lo que queda en medio es la reputación e imagen de los involucrados.

Por un lado, en el caso de Chumel, si bien hablamos de líderes de opinión que nacieron en un entorno lúdico, la realidad es que el peso que han ganado para generar criterio e influir en la creación de conocimiento colectivo, les ha obligado a entender que sus publicaciones y comentarios tienen un rol que va más allá de simplemente entretener.

La omisión de esta responsabilidad se contrapone con los derechos que exigen estos nuevos jugadores en el mundo de la comunicación.

Por otro lado, desde la óptica de López Obrador, si entendemos al gobierno como una marca, el desconocimiento del Conapred y las burlas desatadas alrededor del hecho es un tema que trasciende a una cuestión de imagen. Lo que está en el centro es el poco cuidado en la tarea de acreditar una marca que si bien cuenta con muchas credenciales frente a la mayoría de la población, también a visto caídas importantes en sus índices de aprobación.

Detalles de esta índole es lo que hacen, en principio, ganar o perder credibilidad en el discurso y, en un segundo momento, mejorar los índices de confianza que en el terreno del marketing político es un indicador de suma importancia que siempre debe mantenerse a la alza.

El tema es particularmente importante si consideremos que, de acuerdo con el Barómetro de Confianza 2019 firmado por Edelman, el gobierno es la figura en la que menos confían los mexicanos (34 por ciento). Entidades como las empresas (71 por ciento), las ONG’s (72 por ciento), y los empleadores (82 por ciento) se llevan el crédito entre los cuidadnos en términos credibilidad sobre las vías para solucionar los problemas que aquejan a la sociedad.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299