Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

AMLO ofrece avión presidencial a Aeroméxico: Quiere que lo use para hacer fiestas 

El mandatario aseguró que sostuvo una reunión con los directivo de Aeroméxico y Delta, su socio comercial, en donde decidió poner a su disposición el avión TP-01 “José maría Méreles y Pavón”.

Tras poco más de dos años de intentar vender el avión presidencial sin éxito, el presidente de la República Mexicana, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) parece tener nuevos planes para esta aeronave en donde Aeroméxico ha salido a relucir.

Al hacer alusión a la recusación que la marca ha registrado luego de un 2020 complicado, el mandatario aseguró que sostuvo una reunión con los directivo de Aeroméxico y Delta, su socio comercial, en donde decidió poner a su disposición el avión TP-01 “José maría Méreles y Pavón”.

Aeroméxico en la mira

“Aproveché para ofrecerles el avión: que lo administre Aeroméxico y que lo puedan usar para viajes ejecutivos o fiestas. Lo están pensando y otros posibles clientes con el propósito de que ya resolvamos lo de este avión”, destacó AMLO.

De esta manera, durante la conferencia matutina de este martes, el presidente aseguró que ha resultado complicado vender el avión, por que se trata de una aeronave única. Adicional aseguró que, por ahora, sale más barato mantener el avión en tierra que ocuparlo dado el mantenimiento que requiere.

“Nos sale mejor (tenerlo en tierra), porque si lo usáramos, nos costaría mucho el traslado. Todos los fines de semana y con todo y la ayudantía nos debemos de gastar en pasaje como 50 mil pesos de ida y vuelta a la semana. Pónganle 500 mil al mes, y al año 6 millones. Ese avión en el último viaje que hizo el presidente Enrique Peña Nieto de México a Argentina, se gastaron 7 millones sólo por servicio de internet”, sentenció.

Aunque por ahora desde la marca no han emitido una postura frente a estos dichos, lo cierto es que ahora Aeroméxico es parte de una estrategia de marketing político con mucho bemoles.

¿Un fracos en marketing?

Quizás la estrategia más cuestionable al respecto ha sido la de la famosa rifa del avión presidencial.

A principios de febrero del año pasado se dio a conocer que sería el 15 de septiembre del 2020 cuando se llevaría a cabo un sorteo para definir a un ganador “del avión presidencial”.

Con esto en mente, la venta de los boletos para la rifa comenzó el primer día de marzo del año pasado, cuando se distribuyeron cerca de 6 millones de unidades cada uno con un precio de 500 pesos.

Para ese 11 de septiembre, cifras oficiales de la Lotería Nacional, indicaban que se habrían vendido cerca de 4 mil 179 millones de boletos, lo que representaba el 69.6 por ciento del total disponible.

En cuanto a los premios, el ejecutivo informó que habría cien ganadores, mismos que recibirían un premio individual de 20 millones de pesos.

En contra parte, el gobierno esperaba recaudar con la venta de todos los boletos cerca de 3 mil millones de pesos, que serían utilizados para optimizar el equipo disponible para el sector salud.

Lejos de estas posturas, lo cierto es que la estrategia alrededor de la rifa del avión presidencial es una interesante estrategia de marketing político que, cuando menos a los ojos de los interesados, cumplió su objetivo.

Hasta julio pasado, a decir de estimaciones de la Lotería Nacional se habrían entregado apenas 1.5 millones de boletos, lo que suponía un cuarto de los 6 millones emitidos.

Las cosas mejoraron de manera lenta para agosto, cuando la cifra alcanzó los 2.2 “cachitos” vendidos, un 34 por ciento del total.

Fue entonces cuando la estrategia de marketing alrededor de esta iniciativa se tornó algo más agresiva.

Justo cuando la Lotería Nacional reportaba la venta de casi un tercio del total de boletos, el presidente decidió subir al avión y grabar un spot para incentivar la compra de estos boletos entre los ciudadanos con un discurso que aunque conocido debía ser recordado: El significado neoliberal que el gobierno dio al mencionado avión.

Aunque el ofrecimiento hecho por AMLO esta mañana a Aeroméxico podría ser tentador por muchas razones, lo cierto es que para la marca involucrarse con este activo podría no ser benéfico para su reputación, toda vez que la carga política que tiene es demasiada.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados