American Airlines deja de volar a China por culpa de las low cost

Por no poder competir con las bajas tarifas de las aerolíneas chinas, American Airlines se retira de una de las rutas más fuertes que tiene: Chicago-Pekín.

Imagen: AA

“El último vuelo hacia el oeste será el 20 de octubre y el último hacia el este, el 22 de octubre”. Así lo indicó American Airlines en un comunicado en referencia a la ruta que une el aeropuerto de Chicago con el de Pekín, en China.

Para argumentar la decisión de dejar una de las mejores conexiones entre América del Norte y Asia, la compañía estadounidense habla de un “entorno tarifario actual que limita severamente la capacidad de competir con éxito”. En otras palabras, lo que quiere decir AA es: “con las bajas tarifas de las aerolíneas chinas no podemos competir”.

Según la empresa, en esa ruta estaba teniendo “más asientos ocupados que en los últimos 10 años” y había “entusiasmo de seguir creciendo”, pero la realidad de la competencia de las aerolíneas chinas se hace insostenible.

Un modelo que no se detiene

El modelo de transporte de pasajeros a bajo costo elevó la competencia en el sector aéreo de todo el mundo y, al mismo tiempo, incrementó el número de viajes debido a que los precios permiten que consumidores de clases más bajas encuentren viables este tipo de traslados.

A pesar de que los asientos son reducidos y de que la comida y equipaje no se incluyen en el costo del boleto, este modelo de viaje se comienza a hacer popular, incluso, en las rutas intercontinentales.

En Argentina, hubo un ejemplo de esta competencia la semana pasada. Fue cuando la aerolínea de bandera Aerolíneas Argentinas decidió eliminar en sus vuelos de cabotaje la clase ejecutiva.

La razón: ganar entre 15 y 20 asientos por vuelo, lo que equivale a haber comprado tres aviones nuevos.

La inversión de 15 millones de dólares, según la aerolínea, será recuperada rápidamente porque se calcula que se lograrán ingresos adicionales por 73 millones de dólares al año.


loading...