x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Amazon anuncia controversial cambio para el Prime Day con el que cientos de marcas perderán

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Los minoristas que son clientes de Amazon se enfrentaría a consumidores que dividirán sus compras y el beneficio por el esperado evento podrían ser menores.

A mediados de abril y a consecuencia de la pandemia, Amazon anunciaba que su evento promocional, Prime Day, se suspendería de manera indefinida.

El reporte fue publicado por The Wall Street Journal, medio que además indicó que el gigante de e-commerce también suspenderá sus acciones promocionales relacionados con el Día del Padre así como el Día de las Madres.

Luego de ese primer anuncio, la firma dio varias fechas posibles entre las que se consideraban los meses de septiembre y octubre; sin embargo, en días recientes, Amazon informó que no tendría fecha exacta, y que lo único que podría asegurar es que este esperado evento se celebraría a finales de año.

En un comunicado enviado por Amazon, un vocero de la firma aseguró que “en los últimos cinco años, Prime Day se ha convertido en una celebración especial y una oportunidad para que los miembros Prime hagan compras increíbles para ellos, sus amigos y familiares; es un evento que esperamos con emoción cada año. Este año celebraremos Prime Day más tarde de lo habitual, mientras que garantizamos la seguridad de nuestros empleados y apoyamos a nuestros clientes y socios vendedores. Estamos emocionados por los miembros Prime en la India quienes tendrán disponibles a descuentos el 6 y 7 de agosto; y los miembros de todo el mundo celebrarán Prime Day a finales de este año. Esperamos compartir más detalles pronto”.

Lo que está en juego

En medio de este contexto, lo cierto es que la decisión de posponer de manera indefinida el Prime Day se traducirá para Amazon en pérdidas que se calculan en miles de millones de dólares.

Para darnos una idea, basta con reconocer los ingresos que la firma registró en ediciones pasadas de este festival promocional, mismo que sin duda es un motor para sus resultados financieros trimestrales y anuales.

En su primera edición, el Prime Day de Amazon supuso para el negocio de la compañía ventas por 0.9 mil millones de dólares a nivel mundial, para 2016 ya eran 1.52 mil millones, para 2017 2.41 mil millones y el año anterior la cifra prácticamente se cuadruplicó con respecto a la registrada en 2015 aportando un estimado de ventas de 4.19 mil millones de dólares.

La última edición de la acción promocional se estima que la firma pudo haber alcanzado un nuevo récord de ventas generando hasta 6.1 mil millones de dólares, según datos citados por la revista Fortune.

Con estas cifras queda claro que Amazon estaría postergando uno de sus motores de ventas más importantes; sin embargo no será la única firma que pierda.

De hecho, como indican desde Inc. para Amazon el impacto podría no ser tan significativo si consideramos que, a decir del medio, la ganancia real de la firma no está en los productos vendidos, sino en los 119 dólares que los nuevos miembros pagan cada año para ser parte de Amazon Prime.

Los pequeños comercios, los que más pierden

Con el atraso del Prime Day los minoristas más pequeños que utilizan la plataforma de Amazon para llegar al consumidor serían los que más pierdan. Este evento promocional podría ser la única forma para estos vendedores de generar ingresos suficientes para salvar un año que bien puede ser leído como perdido.

La cuenta es a contra reloj. Entre más tarde Amazon en celebrar el Prime Day, más cerca estaría este evento del Black Friday.

Los minoristas que son clientes de Amazon se enfrentaría a consumidores que dividirán sus compras y, en consecuencia, el beneficio por el esperado evento podrían ser menores.

Una vez más el efecto Amazon queda al descubierto. No estar en Amazon significaría la perdida de oportunidades para conectar con el consumidor; sin embargo, se puede convertir en una relación de dependencia que se transforme en un lastre a futuro dentro y fuera de las acciones de e-commerce.

Un dato podría dejar claro el riesgo: A finales de 2017, Nike vendía el 30 por ciento de sus productos a través de Amazon.

El camino será buscar otras formas para recuperar el control, terreno en donde los minoristas de menor tamaño tienen un amplio camino por recorrer.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados