¡Amanda, ciérrale! Y otras famosas campañas para ahorrar el agua

Farmer's hand watering a young plant in sunshine

Ahora que inicia el mega corte de agua en amplias porciones de la Zona Metropolitana de la Ciudad de México resulta de interés cuáles son las acciones de comunicación que las instituciones están desarrollando para promover entre la población que no exista desperdicio del líquido.

Además, se hace necesaria la elaboración de mensajes que informan acerca de acciones de abasto emergente y de a dónde acudir para informar sobre abusos de autoridades u otras problemáticas que surjan durante esta contingencia.

Por ejemplo, a través de su sitio web, el Sistema de Aguas de la Ciudad de México emite mensajes visales con un formato infográfico como los que verás a continuación.

Pero además se hace interesante echar ojo de lo que se puede hacer para que los días de escasez sirvan como lección en el uso racional del agua. La comunicación publicitaria y la social tienen gran campo de acción y siempre lo han tenido.

En 1984, por ejemplo, el gobierno mexicano promovía el ahorro del agua por medio de mensajes que a la postre se volvieron célebres, como este anuncio que dejó en la memoria de los televidentes aún durante muchos años después gracias a la frase ¡Amanda, ciérrale!

Fue una campaña dirigida a la población infantil que tuvo repercusión en todas las edades. En la actualidad, el SACM promueve el ahorro del agua también a través de mensajes e historias que publica en diferentes plataformas digitales, como este video que puedes ver a continuación.

El concepto de Inspector del agua existió desde generaciones atrás con campañas y concursos que promovieron en 1991, por ejemplo, el cambio de tanques de descarga en los inodoros de la CDMX a través de concursos que hacían interactuar a los niños en sus escuelas y vecindarios.

Pero se pueden ver más ejemplos, como este que es elaborado por el gobierno colombiano.

Las marcas, por su parte, también se han podido insertar a los mensajes que buscan concienciar acerca del ahorro del agua, con beneficios tanto para la comunicación como para las propias empresas, las cuales logran presencia en estos mensajes y potencian sus alcances. Un ejemplo es esta campaña de Cogate.