x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Algo grave está pasando en FedEx

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Las acciones de FedEx cayeron luego de una segunda baja consecutiva de previsiones de ganancias. Desde hace tiempo la compañía viene advirtiendo por la guerra comercial.
  • Una serie de factores confluyen para que FedEx esté en problemas

  • Economía débil, más competencia, costos más altos y la disputa comercial entre China y los Estados Unidos

  • UPS también debe lidiar con la llegada de nuevos jugadores, como Amazon

“Hagan algo, es casi imposible para nosotros poder lidiar con todo”, dijo en junio el CEO de FedEx, Fred Smith, en referencia a la presión de los Estados Unidos para que la compañía controle más exhaustivamente los paquetes enviados hacia ese país y si tienen o no relación con Huawei o alguna de las firmas ‘baneadas’ por la administración Trump.

“No podemos saber exactamente qué tecnología está contenida en cada una de las 15 millones de entregas diarias o saber de dónde proviene cada paquete”, explicó.

En diálogo con Fox, Smith dijo en ese momento que se contactaron con el Departamento de Comercio de EE.UU. y que les dijeron que “las mayores restricciones a las exportaciones e importaciones en disputas geopolíticas y comerciales crean una carga imposible para FedEx y para el resto de los transportistas”.

Las palabras del CEO llegaron luego de que un envío desde Londres de un Huawei P30 Pro que debía ir desde la redacción de PC Magazine en UK hasta Indianápolis a través de FedEx, fue devuelto al remitente.

En una nota adherida en el packaging que contenía el smartphone decía: “Devuelto por FedEx debido al problema del gobierno de los Estados Unidos con el de China y Huawei”.

Esto enardeció a China y estuvo a punto de agregar a FedEx en una lista de empresas no confiables.

Bigstock

En ese escenario de tensión, era esperable que lo que sucede con las finanzas de FedEx: por segundo trimestre consecutivo, la compañía estadounidense advierte a sus accionistas sobre una baja en las ganancias estimadas. 

Argumenta:

  • una economía más débil,
  • una competencia mayor y más intensa,
  • costos cada vez más altos
  • y, por supuesto, la disputa comercial entre China y los Estados Unidos.

Así, las acciones fuera de hora del martes en Wall Street cayeron un 6 por ciento, y se espera que el impacto continúe el miércoles.

Además, el gigante de los envíos dijo que planea recortar la contratación de gente y reducir la capacidad de carga aérea.

En cuanto al valor de las acciones, ahora dijo que espera ganancias de entre US$ 10,25 y 11,50 por acción, cuando había estimado entre hasta US$ 13.

La advertencia de FedEx

FedEx ya había advertido antes este año que el aumento de las tensiones comerciales y los mayores costos en su negocio de transporte terrestre estaban presionando sobre sus resultados financieros.

Uno de los mayores problemas de FedEx tiene nombre: Amazon. Su antiguo aliado está ingresando cada vez más en el mercado de la logística, ampliando su propia flota de aviones de carga y camionetas de reparto.

Al igual que su principal rival, UPS, FedEx invirtió miles de millones de dólares en su red para llevar un volumen cada vez mayor de paquetes derivados del comercio electrónico, pero si Amazon entre en el negocio, todo se complica.

Así es, ambas compañías de logística se han visto obligadas a ajustar sus estrategias de mercadotecnia por el avance del gigante tecnológico, una marca que alguna vez fue simplemente un cliente, y que ahora se ha transformado en un muy peligroso rival.

Lecciones de Amazon para aprender más sobre e-commerce
Bigstock

En este contexto, FedEx anunció este año cambios en su relación con Amazon. Entre las modificaciones finalizó el contrato de entrega terrestre con el pionero del comercio electrónico.

UPS, en tanto, explora nuevas tecnologías, como drones y camiones autónomos, para modernizar sus servicios de entrega y evitar que Amazon termine por absorberlo.

Lo que pasa es que Amazon está creando su propia flota de entregas, alquilando aviones y hasta ofreciendo US$ 10.000 a sus empleados para que dejen la empresa y comiencen su propio negocio de envíos de última milla local, publicó CNBC.

En realidad, FedEx siempre desconfió de Amazon, por eso nunca dejó que su negocio dependiera de las entregas de Jeff Bezos. El acuerdo entre FedEx Express y Amazon apenas significaba el 1,3% de los ingresos de la compañía de envíos (dato de 2018).

Para UPS el tema es diferente ya que está mucho más expuesto a Amazon que FedEx. Según cálculos del mercado, se estima que UPS obtiene entre el 7% y el 9% de sus ingresos totales de Amazon.

Sigue a @PabloPetovel

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados