Al escribir a tu audiencia, la idea es al revés: No soy yo, eres tú

Al escribir dentro del amplio y diversificado mundo de la comunicación y de la mercadotecnia, es muy recomendable escribir para una sola persona, tu cliente ideal, alguien de tu público objetivo, de tu audiencia.

La atención de una visita en tu página web es de tan solo diez segundos. En este tiempo debe leer, de entrada, algo que le interese y le permita comprender que es en tu sitio donde encontrará la solución a su problema o necesidad, de otra forma se irá y no regresará. Por lo anterior, te sugiero que si tu página está llena de Ego Empresarial –habla solo de “Nosotros” esto, “Nosotros” lo otro, “Nuestros productos” aquello– la redactes de nuevo para hablar de TÚ, pues a la persona no les interesará el CV de tu empresa ni los años de experiencia que tiene, ni lo sensacional que son tus productos hasta que no le digas cómo es que tu marca puede ayudarle, para lograrlo, comunícale el beneficio que recibirá al elegirte.

Utiliza las palabras adecuadas, las más efectivas para provocar una reacción. Elige el vocabulario correcto, preferiblemente el mismo que usa tu cliente ideal. El copywriting te ayudará a transmitir el mensaje de una manera adecuada y persuasiva.

Existen palabras que tienden a ser negativas y no por sí mismas, sino porque su uso ha sido excesivo en el marketing, por ello, el efecto es contrario al que esperas. Impulsa a tu lector a ir hacia delante, prefiere los verbos de acción como descubre, participa, diviértete; de esta forma conseguirás oraciones activas, dinámicas.

La segunda persona, debe ser la primera

Al escribir, por ejemplo un anuncio en tus redes sociales o página web, el objetivo es siempre lograr que quien lo lea haga algo que deseas que haga. Al escribir copy, piensa que estás hablando con una persona y no con un auditorio. Al redactar en segunda persona, facilitarás la empatía y más aún, que tu cliente potencial se sienta considerado dentro de la historia que le cuentas.

Escribe de manera que cualquiera comprenda

Debes evitar siempre el lenguaje que sólo tú y las personas relacionadas a tu mercado o especialidad conocen y usan. Utilizar un lenguaje especializado puede hacerte pensar que te reconocerán como experto, sin embargo, lo que conseguirás es alejar a quienes no lo comprendan. En mercadotecnia, en publicidad, el conocimiento se demuestra comunicando beneficios, recomendaciones, consejos, tips.

Si eres ingeniero en electrónica, te sugiero que en lugar de decirle a tu hijo: Ve a tu alcoba y corta el fluido eléctrico con el interruptor correspondiente, le digas, “Apaga la luz de tu cuarto”.

Cuida tus palabras y ellas cuidarán de tu marca.

Agradeceré tus comentarios en Facebook

Hasta el próximo miércoles.

loading...