Luego de poco más de dos meses de confinamiento y en pleno pico de contagios en el país, las autoridades de salud han indicado que a partir de ahora el uso de cubrebocas será sumado a las medidas de prevención frente al coronavirus.

La llegada de esta medida se da a unos días de que llegue a término la cuarentena nacional y después de que se dieran a conocer las normas de lo que se ha denominado “la nueva normalidad”.

El anuncio desde redes sociales

El anunció llegó mediante redes sociales, a voz del subsecretario de Promoción de la Salud, Hugo López-Gattel, subsecretario de Promoción de la Salud,.

El funcionario indicó desde su fuente oficial de Twitter que el uso de cubrebocas sería parte de las medidas en el transito hacia la “nueva normalidad” aun cuando en meses pasados, el propio representante de la Secretaría de Salud afirmara que este insumo médico no garantizaba ser una ayuda para evitar contagios del nuevo virus.

En reiteradas ocasiones, López-Gatell habría asegurado que los únicos que deberían utilizar estas mascarillas eran el personal de salud y los enfermos confirmados de COVID-19.


Mercado que crece

El anuncio llega luego de que muchas empresas han encontrado en la producción de mascarillas una fuente de ingresos adicional en plena pandemia.

Algunos ejemplos son especialmente ilustrativos. Semanas atrás, la empresa Essity, propietaria de marcas como Regio, Tena o Saba, indicó que habría comprado tres máquinas nuevas así como el ajuste de dos máquinas ya existentes para la producción de dos tipos de cubrebocas, en donde una parte de la producción se centrará en mascarillas de uso doméstico y otro para uso hospitalario.

La fabricación de estos productos ahora tan necesarios se hará a gran escala en mercados como México, Suecia y Estados Unidos.

En la misma línea, Disney comenzó a vender cubrebocas reusables y con sus icónicos  personajes a través de su tienda online en paquetes de cuatro piezas a un precio de 20 dólares.

A la tendencia se han sumado marcas de moda como Zara, Louis Vuitton o Fendi por precios que van desde los 85 dólares a los 200 dólares.

En México, muchas empresas locales han encontrado en este insumo una manera para mantener sus ingresos, estrategia que con lo dicho por las autoridades de salud esta tarde, podría ser aun más lucrativo.

Lo cierto es que pese a que ya se ha creado un auténtico negocio con los cubrebocas, la misma Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que solo es obligatorio llevar cubreboca en el caso de presentar síntomas respiratorios, tos o estornudos, para así no propagarlos. Eso sí, estas indicaciones de la OMS parece que han servido de poco ya que su demanda en febrero, con respecto al año anterior y debido al coronavirus, ha crecido en un 8 mil por ciento.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299