• De acuerdo con LG, Sling TV es uno de los primeros interesados en adquirir la nueva publicidad de la marca

  • En cifras de Multichannel, la penetración de Smart TVs en Estados Unidos ya es del 32 por ciento

  • La compañía de tecnología, según Statista, generó ingresos por 54 mil 900 millones de dólares en 2018

Con la prevalencia de los canales digitales, los anunciantes han tenido que cambiar sus estrategias de publicidad. Ya no basta con que envíen sus comerciales a TV o radio, sin importar cuántas innovaciones presenten. Ahora, es indispensable que las marcas estén también presentes en redes sociales, sitios web, plataformas de contenido, etcétera. La industria conoce este principio y ya dedica la mitad de su presupuesto a estos formatos.

Por supuesto, no todos los canales de publicidad digital están creciendo con igual velocidad. De acuerdo con la firma Magna, las redes sociales y los formatos de video son los que podrán disfrutar mayor aumento en el gasto de los anunciantes, con tasas superiores al 20 por ciento. Aunque los search ads van atrás en la carrera, también tienen un aceptable crecimiento de 13 por ciento anual. Pero estos tres canales no son los únicos con un futuro prometedor.

De hecho, varias compañías, agencias y marcas están explorando de qué otra forma se pueden alcanzar a los consumidores. Lo anterior responde, en parte, a que la industria de la publicidad está evolucionando rápidamente a un enfoque omnicanal. Es decir, tratar de llevar los mensajes comerciales a donde quiera que estén las personas, en una experiencia continua e integrada. En este contexto, algunas nuevas propuestas llegan a parecer muy invasivas.

Un nuevo formato de publicidad, cortesía de LG

Entre estas propuestas nuevas, destaca la iniciativa de LG. De acuerdo con The Drum, la tecnológica comenzó a agregar publicidad dentro de sus TVs inteligentes. Estos anuncios aparecerían en la barra de lanzamiento de los dispositivos. Este menú es el que aparece al momento de prender el aparato, así como al apretar el botón de Home. El espacio donde aparecerían estos anuncios también estaría al frente de otras funciones de la pantalla.

Se espera que esta nueva opción de publicidad llame la atención de marcas y empresas de la industria del entretenimiento. Específicamente, para canales que tengan alguna app integrada a través de las TVs inteligentes de LG. Cuando los usuarios hagan click en estos comerciales, las personas serán llevadas a la tienda de la marca para descargar la aplicación en cuestión. O bien, si los usuarios ya la tienen, directamente al contenido o canal que se promociona.

Atractivo de los nuevos formatos publicitarios

No es la primera vez que una compañía de tecnología trata de ofrecer nuevos espacios para los anunciantes. TikTok presentó a finales de agosto un sistema de publicidad para presentar anuncios fuera de su aplicación. Semanas antes, Facebook reveló dos herramientas para sus clientes, específicamente centrados en la industria del cine. Tampoco es un fenómeno exclusivo de las marcas tecnológicas, como demuestra la propuesta de Hearst Magazines.

Pero la pregunta más importante es, ¿qué tan efectivo podría ser el nuevo formato de LG? En el caso de la misma tecnológica, podría resultar una propuesta muy atractiva. Cuando menos, en el corto plazo. Sería lógico que los anunciantes paguen buenas tarifas por impactos directos y de calidad en consumidores altamente involucrados en la experiencia. Asimismo, por el funcionamiento propuesto del formato, sería menos probable un fraude de publicidad.

Muy distinto sería el efecto en los consumidores. En su intento por monetizar al máximo los canales y crear una experiencia omnicanal, marcas y plataformas podrían estar impulsando una sobrecarga de publicidad. Parece que todavía el público acepta estas prácticas. Pero las compañías están caminando por una línea muy delgada. Es indispensable que se estudie con cuidado la percepción de los consumidores, para detectar cuándo empezarían a frustrarse.

Si no se presta adecuada atención a la frustración de los usuarios ante la creciente prevalencia de la publicidad, marcas y plataformas por igual saldrían afectadas en el largo plazo.