• Algunos de los dispositivos Android que se confirmó tienen esta vulnerabilidad son los Pixel 2

  • También fueron afectados los Samsung S7, S8 y S9, así como el Huawei P20

  • Otros equipos afectados por esta falla son propiedad de Xiaomi, Oppo, LG y Motorola

Hay varias batallas que se están librando en el entorno de los smartphones. Muchas marcas presentan conceptos cada vez más extravagantes para incrementar las pobres ventas del sector. También hay una lucha constante entre Huawei, Samsung y Apple por ver quién por fin logra dominar la cima del mercado. Pero la más importante es tal vez determinar cuál es el sistema operativo dominante. En esta carrera, Android va ganando de una forma abrumadora.

En estadísticas de Statcounter, Android está instalado en tres de cada cuatro dispositivos móviles. Apple, con su sistema operativo iOS, va muy por detrás con apenas una quinta parte del mercado internacional. El resto se lo disputan algunos software menores, como KaiOS, Microsoft y Samsung. A largo plazo, se espera que el programa de Google siga creciendo en relevancia. Esto porque, de acuerdo con Statista, abarca más del 80 por ciento de las ventas.

Pero el dominio del sistema operativo va más allá de una simple posesión del mercado. Varios factores de hecho cambian la percepción y preferencia de los usuarios con respecto al equipo que prefieren utilizar. Uno de los elementos más importantes en este toma de decisión es la seguridad. En este sentido, hace un mes, un equipo de investigación de Google reveló una falla histórica en los dispositivos de Apple. Ahora, la balanza parece inclinarse hacia otro lado.

Falla de seguridad histórica en Android

ZDNet reportó que dos equipos de investigación de Google, Project Zero y Theat Analysis Group (TAG) encontraron una grave falla de seguridad de Android. De acuerdo con los expertos, esta brecha puede ser explotada en prácticamente cualquier dispositivo con este sistema operativo con una versión 8.X o superior. Dicho error permitiría a un agente malicioso, con las condiciones adecuadas, tener control completo y profundo del smartphone objetivo.

Los investigadores confirmaron que el error podía explotarse en varios dispositivos Android, entre ellos varios smartphones de Huawei, Samsung y el mismo Google. A la vez, agregaron que la falla no es tan grave como la que se detectó en agosto para iOS ni tan destructiva como otros descubrimientos para el mismo sistema operativo. Esto, porque no se puede vulnerar los aparatos remotamente, sino que se necesitan permisos del usuario para ejecutar el malware.

¿Quién gana en la lucha por la seguridad en smartphones?

Además de Google y Apple, cada compañía de tecnología está tomando sus precauciones para reforzar la seguridad de sus respectivos smartphones. Huawei, con su Mate 30, apostará por las tecnologías de verificación biométrica. Por su parte Nokia, de acuerdo con un estudio, tiende a tener los dispositivos más seguros gracias a su rápida administración de las versiones más actualizadas de Android. También aplicaciones como WhatsApp invierten en estos temas.

Volviendo a la falla de seguridad de Android, ¿cómo deja parada esta vulnerabilidad al dominio de Google en sistemas operativos móviles? Hay dos formas de ver estos acontecimientos. Por una parte, es definitivamente negativo que los dispositivos con este programa tengan una falla tan grave y relativamente fácil de explotar. Para los consumidores menos fieles, significaría una excusa para saltar a un dispositivo de la competencia más cercana, ya sea iOS o Harmony.

Por otro lado, habla muy bien sobre Google su disposición a dispararse en el pie con estos datos. La labor de su equipo de investigación quedaría en duda si lo único que hicieran fuera publicar vulnerabilidades sobre la competencia. Por el contrario, al aceptar que también sus smartphones pueden estar abiertos a este tipo de errores, construye una cierta reputación de marca. La de una empresa que prioriza el bien de los consumidores sobre su propia imagen.