Durante la semana pasada, Grupo Modelo y Heineken México anunciaron que a partir de esta semana suspendieran sus operaciones de producción y distribución en el país, luego de que las autoridades de salud en el país decretaran un paro de labores para todos aquellos sectores y empresas que no fueran considerados como esenciales en medio de contingencia generada `pr el COVID-19. Ahora Constellation Brands se suma a esta tendencia.

La compañía cervecera anunció este miércoles que inició el proceso para reducir las operaciones de sus fábricas en el país, esto en disposición con la solicitud de los gobiernos federal así como estales y capitalino.

Cerveceras detenidas

En un comunicado, la compañía indicó que “Constellation Brands (…) ha iniciado el proceso para reducir la operación de sus cervecerías en México a un nivel que proteja a su gente, la sustentabilidad ambiental y evite impactos irreversibles a sus operaciones”.

Con una planta en Piedras Negras Coahuila y Sina más en Ciudad Obregón, Sonora, la firma aseguró que esta decisión está en línea para asegurar la salud y bienestar de sus empleados, aspectos que afirma son prioridad para compañía.

De esta manera, Bill Newlands, presidente y CEO de Constellation Brands, indicó que “la seguridad, salud y bienestar de nuestros colaboradores, proveedores y comunidades de las que formamos parte sigue siendo nuestra absoluta prioridad, nuestros pensamientos para aquellos afectados por este terrible virus”, al tiempo que apunto que desde la organización están “tomando estas medidas adicionales después de tener mayor claridad sobre la respuesta del gobierno mexicano ante esta crisis de salud y económica. Estas acciones son adicionales a las medidas rigurosas que la compañía ya ha implementado para asegurar la salud y seguridad de nuestros colaboradores y visitantes”.

Con esto, la empresa que se encarga de distribuir marcas del Grupo Modelo y que recientemente vio frenada la construcción de una nueva planta en Mexicali, se suma a la lista de empresas cerveceras que, debido a la emergencia sanitaria, deben frenar cuando menos de manera parcial y por un tiempo indefinido sus operaciones en el país.

Las pérdidas para el sector en momentos de oportunidad

La necesaria medida, llega en un momento en el que el consumo de cerveza parece abrir una oportunidad de crecimiento para estas firmas, mismas que ante los hábitos de un consumidor mucho más saludable habían visto caer sus ventas ante la llegada de nuevas bebidas que prometen menos contenidos calórico así como un bajo grado de alcohol.

Aunque hasta el momento las cifra para el mercado mexicano en este rubro son pocas, basta con revisar lo que ha sucedido en otros países que han padecido una situación similar a la que ahora se vive en México.

En Estados Unidos, por ejemplo, las ventas de cerveza aumentaron 34 por ciento durante la tercera semana de marzo según datos de Nielsen, con lo que Constellation Brands Inc., que en aquel mercado opera firmas como Corona, registró un aumento de 18 por ciento en las ventas de cerveza.

Las estadísticas, dadas las similitudes que este país guardan con el mercado mexicano, podrían replicarse en territorio nacional, lo que habla de lo que perderán Grupo Modelo, Heineken México y ahora Constellation Brands ante el paro de sus operaciones.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299