• Aparentemente, muchos países en Europa han registrado sus primeros casos de coronavirus a causa del brote en Italia

  • Entre ellos, se encuentran Austria, Croacia, Grecia y Suiza, así como Algeria en África

  • Japón, por su cercanía geográfica y comercial con China, fue de los primeros países que registró casos confirmados

Continúa la tragedia del coronavirus en todas las industrias y sectores del mundo. De acuerdo con CNN, varios gobiernos locales en Estados Unidos (EEUU) están declarando situaciones de emergencia dentro de sus comunidades para hacer frente a la enfermedad. El Primer Ministro de Australia., según 10 Daily, aseguró que el estado de pandemia es inminente. Y según CBS, el público ya está realizando compras de pánico de varios suministros alimenticios y médicos.

La situación no es mucho mejor para el mundo empresarial. Varias compañías de retail, en especial dentro de China, están sufriendo por la baja cantidad de clientes en las calles. Una infinidad de empresas de todos los sectores han detenido sus viajes de negocio para que se reduzca la probabilidad de contagio. Incluso la más mínima posibilidad de coronavirus causa el pánico generalizado en la bolsa de valores, cruceros, escuelas y eventos de talla global.

Por supuesto, hay algunas industrias que parecen estar relativamente a salvo de los efectos de  la enfermedad. Tal es el caso del marketing y la publicidad. No solo aún no hay planes para la suspensión del Cannes Lions 2020. Las pocas agencias que se han visto forzadas a detener sus actividades para detener al coronavirus están dentro de China. Sin embargo, parece que la suerte se está agotando poco a poco, incluso fuera del principal foco de la infección en Asia.

Agencias fuera de China detienen operaciones por el coronavirus

De acuerdo con The Drum, dos firmas de marketing y publicidad acaban de anunciar medidas adicionales para evitar posibles contagios por coronavirus. Lo preocupante es que ninguna de ellas tiene operaciones dentro de China. La primera es OMD, Reino Unido. Parte del grupo de Omnicom, la compañía señaló que iba a cerrar oficinas en Londres por 48 horas. Esto, luego que uno de sus colaboradores, tras un viaje a Australia, empezó a presentar ciertos síntomas.


Notas relacionadas


La segunda agencia que se suma a la tensión del coronavirus fuera de China es Dentsu. El grupo de marketing y publicidad cerró sus oficinas principales en Tokio, forzando home office para cinco mil empleados. Esto, después que uno de sus colaboradores, de 50 años, se le diagnosticó con el patógeno. Junto con estas compañías, WPP y InterPublic han limitado en gran medida los viajes de negocio al país donde surgió la enfermedad desde hace semanas.

Qué hacer para no sucumbir al pánico

No resulta tan difícil para la población y las empresas empezar a tomar malas decisiones de negocio y de actividades a raíz del coronavirus. Basta ver algunos de los titulares y noticias de los últimos días. El primer caso de Latinoamérica se registró hace unas horas, dentro de Brasil. La industria aérea está en riesgo de desplomarse, con tantas restricciones de viaje y pánico en general. Asimismo, las redes sociales hacen lo posible para detener cualquier desinformación.

En este sentido, resulta crucial que las empresas e individuos no empiecen a tomar decisiones aceleradas con respecto al coronavirus. Lo anterior no quiere decir que no sea una situación de gravedad. Todo lo contrario, se trata de un tema en el que todo el mundo debe de ser muy cuidadoso. Sin embargo, lo anterior también implica en actuar de forma inteligente y siempre con responsabilidad. De lo contrario, pueden existir más repercusiones en la sociedad general.

Lo primero que se debe de recordar es que hay que olvidar a toda costa las compras de pánico. Ni las empresas ni las personas deben entrar todavía en modo catástrofe. No solo se pueden terminar por incrementar los precios significativamente sin razón. Además, se pueden agotar los suministros para la gente que en realidad lo necesita. Más importante aún, se debe tener contacto cercano con organizaciones de salud globales y seguir sus recomendaciones.