CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Afectan a consumidores prácticas monopólicas de Essity, KCM y Ontex

Las consecuencias de las prácticas monopólicas se podrían traducir en un impedimento a la sociedad de obtener los beneficios de la competencia económica: mejores precios y mejor calidad de productos.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
  • Por prácticas monopólicas, la Cofece multa a Essity México, Kimberly-Clack de México (KCM) y Productos Internacionales Mabe (Ontex) por un total de 313 millones 473 mil pesos
  • Afectando a la competencia económica y a sus consumidores
  • Lo preocupante es que en el país, las empresas se encuentran como líderes de cuidado personal

 

La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) señala que la competencia económica significa rivalidad entre empresas que participan en un mercado aplicando sus mejores estrategias de manera que puedan minimizar sus costos, maximizar sus ganancias y así mantenerse activas e innovadoras frente a otras; pero empresas como Essity Higiene y Salud México (Essity México), Kimberly-Clark de México (KCM) y Productos Internacionales Mabe (Ontex) y nueve personas físicas no habían entendido las reglas, pues el pleno de la Cofece descubrió en una investigación que estaban recurriendo a prácticas monopólicas absolutas en el mercado de venta de pañales para bebé, productos para la protección sanitaria femenina y para la incontinencia, por lo cual fueron notificadas con una multa millonaria. 

 

La multa de Cofece por prácticas monopólicas

Como resultado de expediente IO-004-2017, investigación que inició en noviembre de 2017, se acreditó que las empresas nombradas anteriormente, intercambiaban información y acordaban los precios de los productos por medio de una comunicación secreta.

La Cofece informó que KCM, Productos Internacionales y Essily México, pactaron los precios de pañales para bebé y productos para la incontinencia de 2008 a junio de 2014. Y en el caso de los productos de protección sanitaria femenina, de septiembre de 2011 a junio de 2014 participaron KCM y Essity.

Con esto, violaron la Ley Federal de Competencia Económica en su artículo 9 que textualmente señala:

“Art. 9. Son prácticas monopólicas absolutas (…):  Fijar, elevar, concertar o manipular el precio de venta o compra de bienes o servicios al que son ofrecidos o demandados en los mercados, o intercambiar información con el mismo objeto o efecto;”

Por las conductas inaceptables, el pleno de la Cofece impuso multas por un total de 313 millones 473 mil pesos a las empresas y a las nueve personas relacionadas. Ello, considerando que es equiparable al daño ocasionado en el mercado, con un estimado de 1,567 millones de pesos.

El mercado de la higiene y salud en México

Según Kantar, el mercado de la higiene y salud en México incrementó hasta un 20 por ciento durante las primeras semanas de COVID-19 y los más demandados fueron los productos de limpieza del hogar, higiene personal y productos enlatados.

Datos más recientes de la Industria del Cuidado Personal y del Hogar  (Canipec) señalan que del periodo de enero a diciembre de 2020 en México, el saldo comercial de los productos de cuidado personal e higiene fue de 973.1 millones de pesos.En un comparativo entre 2019 y 2020, es evidente un crecimiento, pues en 2019 se mantenía en 757.3 millones de pesos y para 2020 se disparó a 973.1 millones de pesos.

Un punto que me parece importante resaltar es el gasto que se hace durante el primer año de vida de un niño en México, para 2020 Statista estimó que las familias gastan más de 65 mil pesos mexicanos, la categoría de electrodomésticos y muebles ocupa el mayor nivel de gasto con 23,700 pesos, y en segundo lugar, se encuentran los productos de higiene por los que se gasta alrededor de 16,700 pesos, eso incluye los pañales.

Lo preocupante de las acciones de empresas como KCM –quien en su catálogo tiene marcas como Huggies, Kleen Bebé, Evenflo, Pull-Ups, GoodNites, Kotex–, Productos Internacionales Mabe (Ontex) y Essily México –Saba, Nosotras–, es que son las marcas líderes de cuidado personal del país, indican datos de Statista en 2020. Las subsidiarias mexicanas de Kimberly-Clark y Procter & Gamble fueron las empresas líderes que operaron en el mercado de cuidado personal de México, cada una con un ingreso neto superior a los 40 mil millones de pesos, y también, son protagonistas en el mercado internacional. Ese año, los ingresos totales de Kimberly-Clark en todo el mundo ascendieron a más de 19 mil millones de dólares estadounidenses.

En el ranking número seis se encuentra Essity con ingresos netos de 14.5 mil millones de pesos y en la posición número diez se encuentra Productos Internacionales Mabe con su grupo principal que es Ontex con un ingreso de 6 mil millones de pesos.

Asimismo, Kantar indica que las marcas líderes en salud y belleza en México durante 2020 fueron: Colgate con 155 millones de puntos de alcance del consumidor, Palmovile con 76 millones, Salvile con 66 millones, Saba (Essity) con 64 millones y Kleen Bebe (KCM) con 61 millones.

Es abrumante ver que las empresas que son líderes en el cuidado del país y sus marcas que son las que tienen mayor alcance al consumidor mexicano, tengan prácticas monopólicas, pues están dañando el sistema de competencia, el cual hace que las empresas establezcan precios de sus productos de manera independiente, para que los consumidores tengan oportunidades de elegir su compra con base en el precio y calidad.

Aunque los prolongados actos monopólicos multados fueron de 2008 a 2014 y del 2011 al 2014, no exenta a las empresas de su irresponsabilidad en el mercado mexicano, porque hicieron un ataque a la competencia y al consumidor. Estos últimos fueron expuestos a pagar mayores precios; o a dejar de consumir los bienes o servicios. Aunado a lo anterior, afectó las condiciones de abasto de productos muy importantes para la salud e higiene de las familias mexicanas.

Las consecuencias de las prácticas monopólicas se podrían traducir en un impedimento a la sociedad de obtener los beneficios de la competencia económica: mejores precios y mejor calidad de productos.

 

Ver más:

Otros artículos exclusivos para suscriptores