Adiós Elon Musk: deja de ser el presidente de Tesla

Tesla eligió a la australiana Robyn Denholm para reemplazar a Elon Musk como presidente de la junta directiva. El polémico fundador de la compañía debe renunciar por un tuit inapropiado.

Elon Musk. Bigstock.

Tesla comunicó este jueves que Robyn Denholm reemplazará a Elon Musk como su presidente.

La decisión ocurre más de un mes después de que el multimillonario tuviera que anunciar que dimitiría como máximo CEO del fabricante de automóviles eléctricos como parte de un acuerdo con los reguladores estadounidenses.

Unos días antes, el 7 de agosto más precisamente, Musk había publicado un tuit en el que decía que estaba considerando volver a convertir a Tesla en una empresa privada. Había dicho además que podría recomprar las acciones y que ya tenía financiamiento para eso.


Ese comentario no sólo hizo que las acciones cayeran hasta un 25 por ciento, sino que encendió las alarmas en Wall Street. Así, de una serie de negociaciones con la Comisión de Bolsa y Valores, surgió la decisión de Musk de apartarse.

Robyn Denholm es economista y actualmente actúa como CFO y responsable de la estrategia de la compañía de telecomunicaciones australiana Telstra.

Robyn Denholm será la reemplazante de Elon Musk como máxima estratega de Tesla.

La selección de Denholm, que se unió a la junta de Tesla en 2014, indica una preferencia por una ejecutiva independiente que también esté muy familiarizada con los negocios de energía y automóviles en expansión de la compañía.

“Creo en esta compañía, creo en su misión y espero poder ayudar a Elon y al equipo de Tesla a lograr una rentabilidad sostenible e impulsar el valor de los accionistas a largo plazo”, dijo Denholm en una publicación.

La decisión se produce antes de la fecha límite que se le había fijado en la próxima semana para que Musk renunciara al cargo de presidente, puesto que ocupó desde 2004.

Musk podrá seguir siendo parte de la junta de la compañía con sede en Palo Alto, California, pero ya no como máximo CEO. También deberá sumar dos nuevos miembros independientes.

La Comisión de Bolsa y Valores presentó una demanda contra Musk en septiembre alegando que sus comentarios del 7 de agosto en Twitter de tener “fondos asegurados” para volver a hacer de Tesla una empresa pública a US$ 420 por acción constituían un fraude ya que esa declaración no era cierta y él lo sabía.

El Financial Times había informado en octubre que el presidente ejecutivo saliente de Twenty-First Century Fox, James Murdoch, era el candidato principal para el puesto citando a dos personas informadas sobre las discusiones. Musk, más tarde, tuiteó que esto era “incorrecto”.

Quién es Robyn Denholm

Denholm, de 55 años, antes de unirse a Telstra, fue vicepresidenta ejecutiva, directora financiera y directora de operaciones de la empresa de software y equipos de redes Juniper Networks.

Anteriormente, estuvo en el consejo de la compañía suiza de tecnología de robótica, energía y automatización ABB Ltd.

Tiene una licenciatura en Economía de la Universidad de Sydney y una maestría en comercio de la Universidad de Nueva Gales del Sur.