• La IA Persado también ha creado copy para marcas como Dell, Staples, Expedia y Comcast

  • El público cree que Facebook es el agente menos confiable para desarrollar este tipo de programas inteligentes

  • Cuatro de cada cinco individuos cree que este software debe crearse bajo estrictos estándares de vigilancia

Uno de los temores más grandes alrededor de la Inteligencia Artificial (IA) es que termine por reemplazar el trabajo humano. Un estudio de 2017, reportado por The Guardian, apunta que siete de cada 10 personas cree que estos sistemas pueden dominar las vidas humanas. Y según Statista, uno de cada tres individuos asegura que estos programas tienen consecuencias negativas.

Parte de estos temores se están materializando en el entorno del marketing. De acuerdo con The Drum, el banco JP Morgan Chase acaba de firmar un trato con el software de IA Persado. Este programa es capaz de escribir copy publicitario y de comunicación al analizar bases de datos con ciertas palabras y frases. De acuerdo con Yuval Efrati, CCO de la institución, se espera que el sistema les permita alcanzar objetivos de personalización para el año 2020.

El rol de la IA en marketing

JP Morgan es solo una de muchas marcas que busca reemplazar parte de su personal con estos programas. Uber está impulsando una agresiva estrategia de IA para sus servicios de taxi. Tanto Facebook como Instagram trabajan para que los sistemas tecnológicos apoyen parcialmente a los expertos humanos en las tareas de moderación de contenido. Incluso Walmart reveló en junio que utilizaría la tecnología para reforzar la seguridad de sus tiendas.

La relación entre IA y publicidad no es nueva. De acuerdo con Emersys, puede utilizarse tanto para reforzar tanto el proceso de ventas como el análisis de las audiencias. Asimismo, de acuerdo con el Marketing AI Institute, hay proyectos en fases como planeación, producción, personalización, promoción y desempeño de las iniciativas comerciales. Así pues, el proyecto de Chase no es realmente una innovación nueva.

Sin embargo, sí abre la posibilidad a un posible reemplazo de algunas tareas de los expertos de marketing. De acuerdo con Chase, no se prescindirá por completo de los copywriters en su equipo comercial. Pero sí se podrá reducir radicalmente su carga de trabajo. Según Divine Write, estos expertos invierten, en promedio, entre tres y cuatro horas por contenido de calidad. Integrar la IA al proceso  creativo puede reducir radicalmente esta inversión.

Así pues, los expertos de marketing no deben considerar la integración de la IA como una señal de que pronto sus trabajos serán reemplazados por las máquinas. Al contrario, es una oportunidad para desarrollar y aplicar habilidades de mayor valor para sus organizaciones.