Adelantarse al futuro del Marketing

Me inspira observar la rápida evolución de las plataformas digitales que hemos utilizado desde hace menos de diez años. A raíz de estos cambios cada día tenemos hábitos nuevos de comunicación y consumo.

La semana pasada WhatsApp incorporó en su plataforma la opción de publicar contenido efímero, historias con sólo 24 horas de vida. Snapchat fue el pionero de este formato al que le siguió Instagram y ahora la aplicación más solicitada para mensajes instantáneos. Pronto las marcas no existirán sin sus mensajes diarios.

Me pongo a pensar cuáles serán las claves para adelantarnos en el futuro del consumo de contenido digital, cómo anticiparse a los gustos del consumidor.

Contenido es el rockstar
La clave es tener qué decir, generar comunicación que esté en onda. Hoy más que nunca se requiere pensar en multicanal; no existe el formato perfecto, lo único real son los receptores de nuestro mensaje y su grado de atención. A una estrategia de contenidos debe sumarse la de crear contenido efímero, cápsulas planeadas que no maten el efecto espontáneo; porque cuando el usuario ve publicidad, huye a otro sitio del ciberespacio.

Lo efímero es efectivo cuando es sintético y emocional. Jamás las marcas deben perder la conciencia de que todo material es pasado con el pasar de un dedo.

El humano es el centro
Los valores humanos seguirán vigentes como el núcleo de cualquier interacción. En esta época de amigos digitales, hablar de emociones comunes es un tema seguro para lograr influencia en el consumidor. Se pondrán en tela de duda la calidad de nuestras relaciones interpersonales, por lo que lo humano será el tópico recurrente en los storytellings, conforme avancemos en la era del consumo líquido de contenidos, avanzaremos también en una carencia de comunicación a profundidad.

Nuevos experiencias por la tecnología
La historia es prueba de que los humanos no somos de fiar, Elon Musk dice que en el futuro estará prohibido conducir para los humanos. Siguiendo esta lógica, es probable que también los cuidadores de niños o ancianos más confiables sean androides.

Quitando de nuestras actividades diarias las tareas de conducir, quizá cada automóvil cuente con una televisión o también con una vending machine. La experiencia del retail está cambiando conforme se incrementa el comercio electrónico. Si la realidad virtual puede llevarnos a todos los rincones del mundo, con seguridad también podrá mostrarnos el interior de una tienda departamental.

Ustedes ¿Qué visionan?