En las últimas horas, uno de los temas que ha ganado especial relevancia ene redes sociales es el viaje de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) a Estados Unidos y ahora un meme, en donde Viva Aerobus figura como protagonista, ha metido en problemas a la panista, Mariana Gómez del Campo.

La integrante del Partido Acción Nacional (PAN), compartió la noche de ayer desde su cuenta oficial de Twitter un meme en el que se burla de la decisión del presidente de México por trasladarse en vuelos comerciales a Washington en lugar de un vuelo privado siguiendo su política de austeridad.

Las redes sociales reaccionaron

En la imagen compartida por Gómez del Campo se observa un avión con el logo de Viva Aerobus, en el que un grupo de pasajeros se dispone a abordar.

En primer plano del mencionado meme se observa la figura de un hombre que hace alusión a Andrés Manuel López Obrador, quien en lugar de llevar una maleta, carga una caja de cartón amarrada con un mecate.

Para los usuarios de redes sociales, el meme fue una burla a muchos sectores desfavorecidos de la población, al tiempo que el comentario fue calificado como clasista.

Luego de que cientos de usuarios criticarán la publicación, la panista se defendió argumentado que durante el sexenio pasado este tipo de acciones eran comunes, para luego emitir una disculpa que no fue recibida con agrado.

Más de una imagen en jaque

Luego de estos hechos, la mañana de este miércoles, el hashtag #CabezaDeTutsiPop se convirtió en una de las primeras tendencias en Twitter.

La etiqueta fue aprovechada por los usuarios para atacar a Gómez del Campo por su postura, al tiempo que muchos otros hicieron alusión a que los adjetivos negativos con los que fue relacionada la figura de la política, representan los valores de la fuerza política de la que forma parte.

De esta manera, uno sólo la reputación de Marina Gómez del Campo se puso en juego. La imagen del PAN resultó afectada, situación que no es nada benéfica de cara a la contienda electoral que se vivirá el siguiente año.

El caso pone sobre la mesa una premisa que pocas figuras públicas han sabido leer y atender con éxito.

Ante los ciudadanos y las audiencias, la postura emitida por cualquier representante (aún sea en forma de meme) tiene un impacto en la credibilidad, confianza y reputación de cualquier fuerza política a la que pertenece, situación que se hace aún más evidente en terrenos como las redes sociales.

Sin cambio en el marketing político

El problema está en el poco cuidado que se da a la tarea de acreditar una marca que si bien puede tener muchas credenciales frente a la mayoría de la población, también está expuesta a la desaprobación.

Hablamos de decisiones de comunicación que se alejan del cambio que los espacios como redes sociales prometían a los esfuerzos de marketing político.

En teoría cuando menos, ahora son cada vez más las audiencias que antes de sumarse a tácticas de desacreditación o desprestigio, esperan que estos canales sean utilizados por los representantes políticos para difundir información de interés general y proponer un diálogo abierto con los votantes

Una encuesta realizada por el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP) de la Cámara de Diputados reveló que los ciudadanos mexicanos están de acuerdo en que el gobierno a través de redes sociales proporcione información sobre acontecimientos relevantes (81.1 por ciento); recopile opiniones y peticiones ciudadanas (81 por ciento); promueva su imagen (50.4 por ciento); o brinde información de transparencia (87.7 por ciento).

Mantener discusiones en redes sociales sin fundamentos y alejados de los intereses así como necesidades reales de la población, evitará que el marketing político experimente la evolución que los retos actuales de comunicación demandan.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299