Acusan a Walmart de una supuesta discriminación en México y así responde la marca

En un video compartido a través de redes sociales, muestra el momento en el que empleados del establecimiento piden a unos padres que bajen del carrito a un niño.

Walmart
  • Un video denuncia un supuesto caso de discriminación en una tienda Walmart.

  • El contenido muestra el momento en el que le piden a los clientes que acaten el código de seguridad de la tienda.

  • La marca respondió a una petición de respuesta de Merca 2.0.

Un usuario de redes sociales denunció este viernes a empleados de un Walmart de San Luis Potosí que supuestamente cometieron discriminación contra un niño con autismo.

De acuerdo con un video compartido por Twitter, una empleada de la cadena de tienda de autoservicio les pide a los clientes que bajen al niño del carrito de compras y ante la negativa se les pide a los clientes que salgan del establecimiento.

El usuario señala que la tienda fue “insensible”, ya que no “quiso entender” que el niño padece de autismo y uno de los padecimientos que tienen menores en su condición es salir corriendo de manera impulsiva.

Dentro de los comentarios del video, varios usuarios justifican la acción de la marca señalando que tienen protocolos auditables y que si dentro de los lineamientos de seguridad se encuentra que los niños no pueden estar dentro del carrito, los clientes deben respetarlo.

Ante esto, Merca 2.0 buscó a Walmart para consultar el hecho y entender lo que mostraba el hecho en redes sociales.

“Para Walmart de México y Centroamérica lo más importante es la seguridad, por ello, pedimos a nuestros clientes y socios que son papás, que nos ayuden a evitar accidentes como caídas de niños y bebés de los carritos”, indicó la oficina de comunicación corporativa de Walmart de México.

En un mail redactado en respuesta a nuestra solicitud, agregó que por esa razón apela al más alto sentido de responsabilidad, por lo que agradecen el apoyo de sus clientes para impulsar el cuidado de los infantes, evitando en todo momento ponerlos en una situación de riesgo.

Este tipo de contenidos generan dudas por el contexto y la forma en la que se graban; sin embargo, se debe entender que fue por un hecho por seguridad de los propios clientes.

La frase “El cliente siempre tiene la razón” utilizada comúnmente para empoderar a los usuarios del buen servicio y con la que se busca convencer a los empleados de prestar un buen servicio ha dado muchos giros desde hace más de un siglo que fue instaurada.

Atribuida a Harry Gordon Selfridge, fundador de la tienda por departamentos Selfridge en Londres en 1909, es un argumento que muchas veces clientes con carencia de valores, educación o sentido de respeto por un prestador de servicios usan para justificar un maltrato.

Hay clientes difíciles, que por supuesto, deberían dejar de serlo, ya que son personas que continuamente alteran la tranquilidad, afectan e incomodan a los buenos clientes, y crean experiencias indeseadas y reciben más atención, a costa de servir a aquellos que merecen toda la dedicación.

El cliente no siempre tiene la razón porque no siempre sabe lo que necesita. Lo que el cliente quiere no siempre es lo mejor para él.

Hacer lo que el cliente quiere puede ser incluso perjudicial para el mismo cliente. Si simplemente asiente a todo lo que el cliente demanda, sin cuestionar, asesorar, recomendar o incluso contradecir, le puede estar haciendo un gran daño.

Los clientes no son expertos en su producto o servicio, los clientes no saben las implicaciones de una mala decisión, los clientes no miden el alcance de su desconocimiento.