Acusan a Johnson & Johnson de impulsar la crisis de opioides en EU

Johnson & Johnson encabeza la lista de farmacéuticas y biotecnologías basadas en capitalización de mercado a nivel global con 354.1 mil millones de dólares

Imagen de Bigstock
  • Johnson & Jonhson enfrentará un proceso legal por impulsar los opioides en EU

  • Las autoridades de Oklahoma están al frente de la acusación

  • Se espera que esto detone en una demanda nacional, similar a lo sucedido con el tabaco en la década de los 90

Un reporte de Axios señaló la situación que enfrenta la firma Johnson & Johnson a la cual el gobierno de Oklahoma le acusa de ser el “líder” que impulsó la crisis de opioides en Estados Unidos, al servir como proveedor, vendedor e incluso cabildero de primer nivel; esto de acuerdo a un funcionario estatal que lidera la lucha legal contra las compañías que ayudaron a crear la crisis.

Esto cobra relevancia ya que Purdue Pharma, quien fabrica OxyContin, ha sido el principal objetivo hasta ahora en los juicios; sin embargo los documentos judiciales muestran que los procuradores generales también están tratando de lanzar una red más amplía, atrayendo más atención al papel de Johnson & Johnson en el mercado global de opioides.

De acuerdo con información de Reuters, Financial Times, entre otras fuentes, Johnson & Johnson encabeza la lista de farmacéuticas así como de biotecnologías basadas en capitalización de mercado a nivel global con un valor de 354.1 mil millones de dólares, muy por encima de Pfizer y Novartis quienes presentan una capitalización de 240.7 y 219.9 mil millones de dólares respectivamente.

Por lo que este asunto sobre los opioides podría afectar la capitalización de mercado derivado de un golpe a la reputación e imagen de la compañía, quien desde hace unos meses libra diversas batallas, una de ellas es que se le acusó que algunos de sus productos para bebé causaban cáncer.

Según Axios, el primer gran ensayo de la epidemia de opioides comenzará en mayo en Oklahoma, donde se preparará el escenario para litigios similares en otros estados, así como la demanda nacional consolidada que se ha comparado con el litigio del tabaco de los años noventa.

Y es que se ha pedido a un tribunal estatal que se divulguen públicamente millones de documentos confidenciales que la farmacéutica presentó durante la fase de descubrimiento del caso.

Al igual, aunque la firma estadounidense sea más conocida por la venta de polvos para bebés y Band-Aids, también tiene una extensa historia con analgésicos recetados, ya que produjo narcóticos crudos en los campos de amapola de Tasmania, además de crear otros opioides activos y luego suministro a otros fabricantes de opioides, entre ellos Purdue Pharma.

Otro punto fundamental dentro del informe es que Johnson & Jonhson presumía su capacidad para hacer que las personas se volvieran adictas a los productos, “La compañía se jactó en el momento que una de sus amapolas de opio” permitió el crecimiento de la oxicodina “y dijo que el contenido de morfina de una amapola diferente era” el más alto del mundo.

De igual forma, la compañía también financió algunas actividades de defensa a favor de los opioides, el informe hace mención a grupos que hicieron afirmaciones en la publicidad dirigida a las personas mayores en las que se decía que “los opioides rara vez son adictivos”.