Un factor importante en el desarrollo de todo país es la juventud de su sociedad, si hay educación, ciencia, cultura, deporte y oportunidades de empleo, esa nación tendrá mayores oportunidades de crecer e innovar.

Sin embargo, en regiones como la Latinoamericana esta es una tarea pendiente. A decir de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), se está desaprovechando el talento de una proporción importante de la juventud, lo que podría traer consecuencias de alto impacto.

De acuerdo con el organismo internacional, en la región hay poco más de 10 millones entre 15 y 24 años buscando trabajo activamente y no lo consiguen. Incluso, advierte que el 40 por ciento de los desempleados son jóvenes.

México, por ejemplo, es uno de los países que enfrenta este reto. En ese contexto, la presencia de iniciativas como “Alianza por la juventud” son importantes para impulsar la incorporación de la jóvenes generaciones al empleo.

Se trata de un proyecto de carácter global impulsado por Nestlé a la que se suman organizaciones como Atento para implementarlo en el país con el objetivo de disminuir la deserción escolar en escuelas a nivel bachillerato.

El objetivo de “Alianza por la juventud” es generar cerca de 700 empleos directos y tres mil 500 indirectos, durante los próximos 3 años, así como apoyar la incorporación de 500 jóvenes a programas de becarios y practicantes, y brindar orientación profesional a más de 300 mil estudiantes.

En el país hay cerca de 15 millones de jóvenes entre 15 y 29 años que tienen un empleo, sin embargo, el 59.5 por ciento de ellos lo hace en el sector informal, de acuerdo con INEGI, por lo que la presencia de este tipo de programas ayudan a impulsar la incorporación laboral de estas generaciones.

Son diversas organizaciones públicas y privadas que se suman a esta causa, como Fundación Starbucks y Fundación Alsea que impulsan en programas que faciliten el acceso laboral.