#AcabaEneroY… ¿ya empezaste a cumplir tus propósitos creativos?

Vector illustration on white background featuring evening, tired office man sleeping at working desk

Se termina el primer mes del año y es probable que ocurra para ti en medio de una intensa actividad profesional.

Tal vez también ello puede provocar que algunos de los propósitos que te planteaste para potenciar tus alcances creativos y tu propio bienestar… o tal vez no hayas hecho propósitos, pero no significa que no puedas realizar acciones benéficas para tu vida cotidiana.

A continuación te presentamos  diez recomendaciones que, más que propósitos para realizar a lo largo del año, pueden convertirse en un estilo de vida.

1. Realizar más actividad física, buscar tener mayor movilidad, tener agilidad y beneficiar la salud propia.

2. Leer más libros, sobre todo los que se relacionan con tu creatividad, pero también hay que leer aquellos contenidos a ti te interesen de manera genuina.

3. Publicar un blog o cualquier clase de contenidos a título personal. Eso te permitirá  hacer networking, forjar relaciones, exponer tus ideas y promover tu trabajo.

4. Bajarle a los excesos. Convéncete de los beneficios que obtendrás si bebes menos cervezas y tazas de café, dejas de fumar y duermes mejor. Tu desempeño profesional mejorará.

5. Dejar el trabajo que odias. Deja ya de involucrarte con proyectos que no te hacen feliz o no te llenan espiritualmente.  Terminarás haciendo mal las cosas y no obtendrás verdaderas enseñanzas de valor.

6. Afrontar tus problemas. Nunca es tarde para enfrentarte a las dificultades de la vida. Si lo haces,  dejarás de lado muchas preocupaciones capaces de paralizar tu trabajo y tu creatividad.

7. Viajar más, descubrir otros ambientes,   estimularte  con otras maneras de ver la vida  y llenarte los sentidos de nueva inspiración.

8. Ahorrar, ser austero y capitalizar recursos que te permitan desarrollar tus proyectos y garantizarte un futuro.

9. Aceptar las críticas de los demás, saber distinguir  aprende a distinguir los comentarios bien habidos o aquellos que no te ayudarán a ser mejor.

10. Salir de tu zona de confort. Puedes iniciar proyectos que no sabías que podías hacer, retoma los estudios, emprende y pon a prueba tus propias capacidades creativas.