Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Suscríbete a Merca2.0. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

A una semana, Elon Musk y Twitter enfrentan fugas de usuarios y anunciantes

Ahora que la empresa dejará de cotizar en la Bolsa de Valores, las repercusiones podrían ser de alto impacto. Esta salida se traduce en que ahora Elon Musk se convertirá en el dueño absoluto de las acciones de la compañía, y esta pasará a ser una empresa privada.

Compartir:

regreso Donald Trump Twitter
  • Twitter saldrá de la Bolsa de Valores, esto quiere decir que pasará a ser una empresa privada.

  • El jueves pasado, el multimillonario hizo oficial la compra de la plataforma de por 44 mil millones de dólares.

  • Usuarios han comenzado a “escapar” de Twitter a la red descentralizada, creada con la intención de ser una alternativa de la red social.

Tras la compra de Twitter por Elon Musk, la red social ha comenzado a levantar sospechas e incertidumbre sobre cómo comenzará a regirse a partir de ahora.

Recordemos que esto se hizo efectivo hace exactamente una semana, cuando el magnate sudafricano oficializó la compra de la red social por 44 mil millones de dólares.

El multimillonario estadounidense Elon Musk es también dueño de las compañías Tesla y Starlink. Fue en abril de este año cuando la revista Forbes compartió la lista de los hombres más ricos del mundo, y su patrimonio ascendió hasta los 219 mil millones de dólares, siendo considerado el hombre más rico del planeta.

No obstante, la llegada del magnate ha dado mucho de qué hablar, pues recordemos que desde el día de su llegada comenzaron los despidos. Fuentes cercanas al nuevo dueño de la compañía confirmaron las intenciones de restructurar la compañía. Elon Musk comenzó despidiendo al antiguo CEO, Parag Agrawal. Posteriormente, se anunció el despido del director financiero, Ned Segal, y el jefe de políticas y asuntos legales, Vijaya Gadde.

Este tipo de acciones han marcado el nerviosismo al interior y al exterior de la compañía. Entre algunas cosas, se anunció que el nuevo líder de Twitter dejaría de cotizar en la Bolsa de Valores de Nueva York, hecho que restructuraría completamente las intenciones de la red social. Con ello, la compañía pasará a ser privada a partir del 8 de noviembre.

Aunado a ello, se sabe que la compañía cambiaría las reglas del juego al interior de su plataforma, lo que ya ha recibido críticas puntuales y amenazas de abandono por parte de anunciantes y usuarios. ¿Qué tanto afectará a largo plazo esta fuga masiva a la plataforma?

Elon Musk y Twitter salen de la Bolsa de Valores

Entre muchas de las implicaciones de la compra de Twitter, podemos mencionar algunas importantes. Precisamente la salida de la Bolsa de Valores, el impacto de la posible salida de anunciantes y la fuga masiva de usuarios son algunas de las principales preocupaciones del mundo.

Twitter es y ha sido desde hace más de 10 años un referente del mundo digital. Ha sido parte de la primera generación que redefinió la conectividad y se mantiene desde entonces junto con Facebook entre las mejor posicionadas en este campo.

Ahora que la empresa dejará de cotizar en la Bolsa de Valores, las repercusiones podrían ser de alto impacto. Esta salida se traduce en que ahora Elon Musk se convertirá en el dueño absoluto de las acciones de la compañía, y esta pasará a ser una empresa privada.

Con la compra valuada en 44 mil millones de dólares, a razón de 54,20 dólares por acción, la compañía se ha fusionado con X Holdings II, una subsidiaria que pertenece en su totalidad a X Holdings I. X Holdings I opera como la compañía dueña de todos los proyectos de Elon Musk, lo cual incluye Starlink, SpaceX, Tesla y más.

Lo que implica esta compra es que, ahora el empresario no estará obligado a compartir cierta información que, anteriormente, era pública sobre la compañía. Asimismo, no está obligado a rendir informes trimestrales sobre su situación financiera y su rendimiento operativo respecto.

A pesar de esto en la UE, según palabras de Thierry Breton, Twitter y otras grandes empresas como Apple y Amazon seguirán rindiendo cuentas a través de la nueva ley comunitaria de servicios digitales.

Twitter enfrenta fugas de usuarios y anunciantes

Pero este no ha sido el único movimiento controvertido de Twitter tras esta compra. Tenemos que tomar en cuenta que lo que retrasó en primera instancia la compra de Elon Musk fue la supuesta cantidad masiva de piratas digitales que se hallaban en la web, la “manipulación” de tendencias y la postura frente a la “libre expresión”, lo que por supuesto le valió al exmandatario estadounidense, Donald Trump, el haber perdido su cuenta.

Además de esto, el multimillonario anunció que cambiaría las reglas del juego desde el día uno, asegurando que estos serían visibles progresivamente. A una semana ya se han reportado efectos adversos en esta toma de decisiones.

Muchos medios comenzaron a reportar en las últimas horas que, a la par de que la cantidad de usuarios en Twitter ha ido en picada. A la par, una red social creada en 2016 como alternativa a Twitter, llamada Mastodon, ha comenzado a ganar suscriptores de manera acelerada. La plataforma descentralizada opera a partir de una red de servidores de código abierto interconectados. Estos son llamados “instancias”, y cada dueño de una instancia propone sus propias reglas de moderación.

Entre el 20 y el 27 de octubre, se inscribieron a la red social cerca de 18 mil personas, una cantidad que pareciera ridículamente baja para la cantidad de usuarios que registran otras compañías. No obstante, de esa fecha para ayer, 2 de noviembre, se registró un crecimiento de 70 mil usuarios, mismo que representa el más grande en su historia y que podría doblar cifras ahora que el fenómeno se ha dado a conocer.

El hashtag #TwitterMigration comienza a hacer alusión a este fenómeno que no sólo impacta en la fuga de usuarios, sino en la decisión de los anunciantes de salir de la plataforma. Muchos analistas han asegurado que este cambio de paradigmas podría impactar directamente en la red social en términos de anunciantes, pues muchos perfiles y comunidades estarían expuestos a aspectos de intolerancia enmarcados en la “libertad de expresión”, hecho que haría a muchos repensar su permanencia en la plataforma.

Por todo esto, parece que el efecto de Elon Musk sobre la plataforma tendrá sólo dos caminos posibles: el ser un parteaguas para las nuevas generaciones, o el “hundir” progresivamente a la plataforma.

 

 

 

Ahora lee:

Reforma Electoral de AMLO; mexicanos dicen sí a restructuración del INE

Día Mundial del One Health: la relación económica en el ecosistema

Diferencias salariales y los 10 niveles de ingresos en México

Mexicanos, cada vez más abiertos al pago en digital

Otros artículos exclusivos para suscriptores