x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

A través del espejo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
La comunicación interna es una actividad que ha ido menospreciándose por la dirección en las empresas.
LOS INVITO A SEGUIRME EN FACEBOOK O POR TWITTER: @MANUELMREL  AUTOR ESPECIALISTA EN COMUNICACIÓN INTEGRAL Y ES DIRECTOR GENERAL DE GRAPHO-IMC.  MMORENO@MERCA20. COM 

Cuando escribir sobre la crisis se vuelve algo recurrente, no necesariamente quiere decir que se haya vuelto una afición.

La comunicación que está destinada a los públicos internos en las organizaciones, deberá volverse, ahora más que nunca, un factor que les permita –ya sean públicas o privadas–, permanecer fuertes y trabajando ante cualquier incertidumbre.

Es un asunto normal que ante la confusión de noticias oficiales y la profusión de noticias internacionales que concuerdan en un tamaño incierto de crisis, lo primero que pasa por la mente de empleados y empleadores es el recorte; los primeros, angustiados por lo que unos decidan por ellos y los segundos, presionados por lo que ellos tengan que decidir por los demás.

DUALIDAD

Esta situación genera inseguridad en unos e inquietud en otros. Ambos sentimientos distraen la capacidad habitual de trabajo y, en consecuencia generan comunicación informal (que se acerca más a la desinformación)  y frena la productividad. La comunicación interna es una actividad que ha ido menospreciándose por la dirección en las empresas: es curioso ver cómo las áreas de Recursos Humanos han abandonado el sentido humanista de su función, por el sentido utilitario que le otorgan a cada posición dentro de la organización.

EL ESPEJO

Se ha perdido el entendimiento y el asunto radica en encontrar cómo, con dos pensamientos tan visiblemente opuestos, se puede observar el mismo punto: Cuando Lewis Carroll comenzó la segunda parte de Alicia –“A Través del Espejo y lo que Alicia Encontró Allí”–, colocó a su pequeña amiga Alice Raikes delante de un gran espejo con una naranja en la mano y le dijo:

–Quiero que me digas en qué mano tienes la naranja.

–En la derecha, contestó Alicia.

–Ahora, frente al espejo, dime en qué mano tiene la naranja la niña que está en el espejo, le dijo Carroll.

–En la izquierda, contestó Alicia.

–¿Y cómo puedes explicar eso? Le pidió Carroll.

–Si yo estuviera al otro lado del espejo, le contestó dudando Alicia, ¿no es cierto que la naranja seguiría estando en mi mano derecha?

–¡Justamente! Exclamó Carroll, –es la mejor respuesta que me has dado–.

Y es precisamente en momentos de crisis cuando las empresas que no hicieron nada por entenderse internamente ni establecieron normas, usos y costumbres de comunicación formal, voltean nuevamente a esta actividad.

ESTRATEGIA

Porque la comunicación interna nace como una respuesta a las necesidades de las empresas por motivar a sus recursos humanos y retener a los mejores elementos con el objeto de desarrollar una mayor productividad que les permita competir en un mercado con más oferta que demanda.

Es importante entender que para aumentar la eficiencia del personal, éste debe sentirse integrado dentro del lugar donde –después de su casa–, más tiempo permanece. Para ello es indispensable respetarlo y el principio del respeto radica en lograr su participación, lo que implica mantenerlo informado; que conozca la organización, su misión, sus valores, su filosofía; que se sienta parte de ella y que vea su trabajo (como refería Ferdinand Tönnies en el “Gemeinschaft”), como una extensión de su familia donde, haciendo lo correcto por el bien común, se puede sentir seguro.

La comunicación interna reduce la incertidumbre y previene los rumores que, en momentos de inquietud, provocan más desazón que clarificación. Por ello, difundir internamente mensajes de la Dirección que tengan como consecuencia inmediata acciones de seguimiento, informar verazmente sobre lo que ocurre dentro de la empresa y establecer vínculos empáticos entre la gerencia y el personal, resultan fundamentales en circunstancias en las que el desánimo puede involucionar un proceso de trabajo que seguramente llevó años en lograrse.

Y para los que están haciendo cuentas, es importante decirles que, en relación con lo que podrían perder o estar perdiendo, la comunicación interna bien estructurada cuesta muy poco. Es una de las actividades de comunicación más rentable.

Hasta el próximo mes.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados