CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

¿A quién se debería de poner primero la vacuna? La pregunta que todos se están haciendo

Si bien todos agentes están de acuerdo que se debería de poner la vacuna a la población en riesgo, ¿quiénes entran en esa categoría?

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Sputnik V
  • Según El Economista, la primer ronda de administración de vacunas a escala nacional se dará en la capital del país y en Coahuila

  • Asimismo, si se obtiene la autorización sanitaria, podría empezar el proceso de inmunización antes del final del año

  • El Gobierno de México ha prometido que toda la población, sin excepción, tendrá acceso a la vacuna

Ayer en la mañana se dio a conocer oficialmente el plan del Gobierno de México para poner la vacuna a toda la población. Se trata de una estrategia muy sencilla, en términos generales. La prioridad se le dará a los profesionales de salud que están en la primera línea, para no correr el riesgo de una falta de especialistas médicos. En los meses siguientes, se irá avanzando con el resto de la población en general, con una prioridad en sectores de población con mayor edad.

Pero hay un problema. ¿Cómo se determinará, aún en este método escalonado por edad, a qué personas se les pondrá primero la vacuna? Cierto, siempre es posible que se elija un sistema de atender a los pacientes conforme vayan llegando. Pero en Estados Unidos (EEUU), de acuerdo con Reuters, ya hay discusiones sobre qué tipo de trabajadores y sectores dentro del público deberían ser primero. Y en este sentido, hay varias consideraciones que notar:

Habría que priorizar a las minorías étnicas en la vacuna

Tomando el caso de EEUU como ejemplo, parece que los individuos más afectados por la COVID-19, en tasa de mortalidad, son las minorías. Para noviembre de este año, había casi el doble de fallecimientos en la comunidad afroamericana que entre individuos caucásicos. No solo eso, sino que todas las etnias en la Unión Americana, con la excepción de los asiáticos, parecen ser más susceptibles a este virus. Y en ese sentido, deberían estar hasta el frente.

El rol de las empresas en la distribución

Cabe destacar que la decisión de quién recibirá primero la vacuna no solo depende de los agentes públicos. Compañías como Uber y Ford ya están tomando sus precauciones para asegurar que sus empleados estén hasta el frente de las listas prioritarias. La plataforma de transporte ha pedido a las autoridades considerar a sus colaboradores como esenciales en los modelos de inmunización. Por su lado la automotriz ya invierte en tener sus propias dosis.


Notas relacionadas


Tal vez empezar la vacuna con los adultos mayores no sea buena idea

De acuerdo con NPR, algunos profesionales de la salud creen que no es una buena idea que se empiece la distribución de la vacuna con adultos de más de 65 años. Muchos temen que los ensayos clínicos no se hayan enfocado lo suficiente en esta población al analizar todos los efectos secundarios. Y en ese sentido, se teme que se les esté poniendo en una posición más vulnerable, aún si en efecto son ellos los que padecen de una tasa más alta de mortalidad.

Habría que centrarse en pacientes con enfermedades crónicas

En datos de la CDC, ciertas condiciones médicas hacen el desarrollo de la COVID-19 mucho más peligroso para los pacientes. Cáncer, enfermedad crónica renal, enfermedad obstructiva pulmonar crónica, problemas inmunes, condiciones cardiacas, obesidad, etcétera son todos elementos de preocupación. En ese sentido, la vacuna debería de proporcionarse primero a los pacientes que sufran alguna de estas situaciones para asegurar su bienestar a futuro.

Enfocar la vacuna en industrias incapaces de trabajar desde home office

Como lo señala el New York Times, hay muchos trabajadores que no pueden laborar desde su hogar, sean esenciales o no. Agricultura, manufactura, seguridad, educación, transporte, entre otras industrias han regresado a los espacios de trabajo regulares, sin vacuna. Y en muchas ocasiones, se convierten en focos de contagio porque es complejo tener sana distancia y otras medidas sanitarias. A estos individuos se les debería de colocar en las primeras fases.

Jóvenes, una decisión fuera de lo común

National Geographic señala que niños y adultos jóvenes deberían recibir la vacuna después de los empleados esenciales y personal, médico o no, que trabaja de cerca con adultos mayores. La lógica no es tan evidente, pero se podría explicar por el hecho que son los principales factores de contagio en varios países. Esto, porque su enfermedad es tan leve que suele ser asintomática, pero aún se extiende a otros. Si se les inmuniza, se podría reducir el fenómeno.

Otros artículos exclusivos para suscriptores