Durante la semana pasada, para nadie fue ajena la crisis de imagen que sufrió Bimbo luego de que uno de sus empleados fuera captado en video robando producto a un tendero de la tercera edad. El hecho desencadenó en toda serie de críticas a las que se sumaron nuevas denuncias de prácticas similares por otros colaboradores de la empresa.

No obstante, aún con este incidente que no es el primero ni el más grave, Bimbo se mantiene como la marca con mayor prestigio en el país, de acuerdo con la sexta edición del ranking Las 100 Empresas con Mejor Reputación Corporativa, elaborado por Merco.

Por segundo año consecutivo, la panificadora de origen mexicano logró liderar el listado de las firmas comerciales con mejor reputación, superando a Grupo Modelo y Google, que ocupan la segunda y tercera posición, respectivamente.

Cuando el corte se hace por categorías, el segmento de bebidas y alimentos lidera como el sector con mejor reputación, mientras que al hablar de marcas por segmento tenemos que Walmart es la mejor calificada en cuanto a autoservicio, Femsa en conglomerados, Deloitte en consultoría, Procter & Gamble en consumo masivo y AT&T en telefonía.

La importancia de la reputación corporativa

Construir una reputación sólida para una marca hoy significa más que ser reconocida en el mercado por ciertos atributos particulares; se trata de un aspecto fundamental en el bienestar del negocio de cada empresa que aunque intangible es un catalizador de valor para las compañías

En principio, basta con reconocer las estimaciones de IE Business School, que sostienen que el 80 por ciento del valor de las compañías tiene que ver con sus medios intangibles mismos que se dividen en la marca corporativa y la reputación de la misma.

De tal forma, las marcas están obligadas a entender y atender esta última desde una visión mucho más estratégica antes que técnica para incrementar sus oportunidades de ubicarse como líderes y mantener la rentabilidad de su negocio a largo plazo.

De hecho datos entregados por Statista indican que la opinión de las personas sobre la compañía es el principal factor (94 por ciento) que aporta o afecta la reputación de una compañía, incluso por encima de los reconocimientos obtenidos (88 por ciento) o la publicidad (86 por ciento).

La afirmación gana mayor sentido, cuando consideramos que, según una encuesta realizada por BSI,  el 23 por ciento de los consumidores afirma que compañía un producto de la empresa si su reputación se encontrara dentro del promedio, cifra que se eleva al 39 por ciento cuando hablamos de niveles de reputación fuertes y al 77 por ciento cuando la reputación alcanza una calificación de excelencia.